Las obras del AVE destapan restos nazaríes detrás del colegio Mulhacén

  • El yacimiento, que ya estaba catalogado y que ha sido descubierto en los trabajos previos a la obra, corresponde a dos hornos para material de construcción y un vertedero.

Las obras del AVE han destapado un yacimiento arqueológico de importancia detrás de la Carretera de Córdoba, justo en la parte posterior del colegio Mulhacén y cerca del parque empresarial Cortijo del Conde. Se trata de dos hornos de época nazarí para material de construcción y un vertedero para la escoria, los cascajos y el material defectuoso que tuvo mala cocción y que, por lo tanto, se iba desechando.

Según explicó el director de la excavación, Taoufik el Ael Amrani Paaz, la intervención  se llevó a cabo hace unos meses en el marco del proyecto del trazado del AVE y no afecta a las obras, un extremo que confirmó Adif y la Junta de Andalucía, administraciones que confirmaron que el yacimiento estaba catalogado previamente. "Se ejecutó un proyecto arqueológico para minimizar los impactos arqueológicos que pudiera haber antes de las obras, sabiendo que la Vega es susceptible de albergar este tipo de registros", relató.

Por ello, los expertos llevaron a cabo una batería de sondeo, acotaron la zona donde había evidencias de que podía haber  una posible zona alfarera, se ampliaron los cortes de excavación y ahí aparecieron los dos hornos destinados a la producción de teja y ladrillo, así como la zona de residuos.

De esta forma, todo este trabajo, según explicó el responsable de la excavación, "se ha ejecutado antes de las obras del AVE, que ahora son de allanamiento y de desbroce de la traza".

Según precisó el delegado de Cultura de la Junta, Pedro Benzal, una vez que los técnicos entreguen la memoria de intervención, ésta pasará a la Comisión de Patrimonio, que instará al AVE a conservar los restos. Así, está previsto que los hornos se delimiten, protejan, consoliden y tapen.

El delegado, en todo caso, insiste en que "no ha habido ninguna paralización", sino que, en sus palabras, "nos hemos anticipado a las obras, que empezarán en breve en esa zona". Además, este yacimiento, que se conservará bajo tierra, "no afecta al trazado en ningún caso", señaló Benzal.

Tal y como puede observarse, el tramo entero esta activo, si bien desde la zona del yacimiento, que está apartada de la vía, hasta La Chana no han tocado aún, de modo que le están dando prioridad al principio. Este tramo discurre desde la estación de tren de Pinos Puente hasta el puente que esta en la carretera antigua de Málaga, justo a la altura del paso a nivel, entrando en La Chana.

Sin embargo, fuentes de la constructora valoraron que el tramo del AVE afectado por este yacimiento está "cautelado", lo que quiere decir que está paralizado mientras se lleva a cabo la intervención arqueológica y acaba el inventariado de los restos en base al protocolo de la Ley de Patrimonio, que se está siguiendo de forma meticulosa.

Aunque el director de la excavación valoró que el yacimiento no es un descubrimiento, puesto que era previsible su existencia, destacó que la documentación de este trabajo ayudará a conocer mejor la zona de La Vega, tan asociada al trabajo de la agricultura. Así, es algo nuevo que se aporta al conocimiento de este área  y de todo el espacio más inmediato a la ciudad.

A su juicio, en zonas de la periferia de la ciudad como la del hallazgo, es frecuente la ubicación de algún tipo de espacio productivo que estuviera conectado con la ciudad, suministrando, en este caso, material de construcción.

"Sigue un patrón. Está cerca del Camino Real, que iba para Córdoba, de forma que se daban unas condiciones para que existiera ahí el horno. Tenemos arcilla, que ha servido de materia prima, ya que esta zona es muy rica en este material, y la presencia de acequia de agua, que suministraba para la producción de este espacio", relató el director de la intervención arqueológica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios