AVE, un impulso definitivo

AVE, un impulso definitivo AVE, un impulso definitivo

AVE, un impulso definitivo

Comentarios 2

En estos días hemos presentado en Granada el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018. En ellos se contemplan las partidas necesarias para acabar las infraestructuras de Granada, unas infraestructuras que en el año 2011 cuando el Partido Popular forma Gobierno en Madrid, estaban literalmente abandonadas, con una retahíla de promesas incumplidas por el anterior Gobierno de Rodríguez Zapatero y con unas inversiones que en el mejor de los casos no llegaban ni a un 30 por ciento de ejecución.

Ahora, en estos Presupuestos Generales del Estado, tenemos las partidas necesarias para culminar la Segunda Circunvalación, afortunadamente la A7 ya la utilizan los ciudadanos y tenemos 50 millones de euros para terminar de pagar las obras del AVE y su periodo pruebas. Y esto es importante porque en estos presupuestos todas las fuerzas políticas tienen que retratarse para explicar a los ciudadanos, si su voto es contrario, por qué rechazan esa finalización de infraestructuras y esa llegada del AVE.

Es cierto que el Partido Socialista sigue instalado en su "no es no" a pesar de que se perjudique a esta tierra, a sus pensionistas, funcionarios y trabajadores con las rentas mas bajas y es cierto que otras fuerzas políticas como Cs aún no han demostrado si son capaces de gobernar y lo sencillo es prometer aun cuando el ciudadano no pueda evaluar su capacidad de gobierno, pero no hay que olvidar que algunos de sus dirigentes en Granada fueron miembros destacados del Partido Socialista y por tanto participan del bagaje de los ocho años de Zapaterismo. De Podemos ya conocemos su rechazo a todo lo que sea progreso, creación de riqueza y empleo en un sistema liberal.

Pero como decía, todos tendrán que retratarse y el ciudadano tendrá que juzgarlo, cómo no, también la gestión del Partido Popular. En ese 2011 nos encontramos con unas obras del AVE ralentizadas al máximo, unos presupuestos que no se habían ejecutado y una crisis económica que desgraciadamente afectaba a nuestro país y a sus cuentas públicas. Hubo que emplearse a fondo para hacer ver al Gobierno central que Granada no podía seguir estancada en lo referente a sus infraestructuras, era algo que lastraba nuestra competitividad, crecimiento, empleo y economía.

Tuvimos entonces la complicidad del presidente Rajoy y de su muy competente ministra de Fomento Ana Pastor, que en el momento más difícil de la crisis trajeron inversiones millonarias que demás se ejecutaban en su totalidad. Esto fue lo que permitió realizar las obras de AVE, unas obras que en estos momentos están finalizadas y en periodo de pruebas para ponerlas a disposición de los granadinos. Es cierto que nos hubiese gustado terminar mucho antes, que no nos gusta no tener en estos momentos servicio ferroviario. Todos días se lo recordamos a nuestro Gobierno.

Pero siendo esto cierto, también hay que decir que debido al contencioso con la empresa adjudicataria de la variante de Loja en 2015, un contencioso hoy felizmente resuelto, pero que tardó más de un año en solventarse entre otras cosas por haber estado en ese periodo el Gobierno en funciones, con una situación de bloqueo por parte el resto de fuerzas políticas que no sólo no permitió formar Gobierno, sino que nos llevó a la repetición de elecciones y ese año perdido es responsabilidad de los que con su "no es no" volvieron a perjudicar a este país en general y a Granada en particular.

Creo que este relato nos permite recordar lo que han sido estos difíciles años de Gobierno, difíciles no sólo por la complejidad de las obras sino también por la crisis económica que lastró de un modo excepcional las cuentas públicas.

Pero hay más: los granadinos nos piden que una vez que llegue el AVE se siga avanzando para permitir su entrada soterrada por el barrio de la Chana. Aquí también tenemos el compromiso del Gobierno de España, estando contemplados en estos presupuestos un millón de euros para comenzar a redactar los proyectos este año, eso sí, condicionado al acuerdo que ha de firmarse con la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Granada. Un acuerdo que desea el Ministerio de Fomento pero donde las otras dos administraciones también han de financiar su parte. Esperemos que el Partido Socialista no nos haga perder más tiempo, mientras tanto el Ministerio tiene ya cuantificados 120 millones de euros para los próximos dos años, que es la parte que le corresponde abonar en el soterramiento.

Nos falta culminar este trabajo, todo hubiese sido más fácil si el resto de formaciones políticas hubiesen arrimado el hombro en vez de estar inmersos en una continua campaña de acoso y derribo que no beneficia a Granada. Por lo que nos incumbe a nosotros, sabemos que estamos en la fase final, que la llegada del AVE será inminente, que contamos con la implicación de nuestro Gobierno y que no vamos a dejar de apostar por ello hasta el día en que por fin, y aunque después de los que nos hubiese gustado, sea una realidad la tan ansiada llegada de la alta velocidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios