La lucha del AVE recobra las constantes vitales al cumplirse tres años sin trenes

  • Cerca de 4.000 personas toman las calles de Granada en una nueva manifestación convocada por la Mesa por el Ferrocarril en la que Marea Amarilla recobró el protagonismo

Granada se resiste a perder el último tren. Una nueva manifestación recorrió ayer las calles de Granada para denunciar los tres años de "condena" que sufre la ciudad desde que el 7 abril de 2015 Renfe decidiera cortar las conexiones ferroviarias para ejecutar unas obras que tenían un plazo estimado de cuatro meses. Y fueron llegando los tristes aniversarios como hojas de libros sin leer: 500 días, 600, 800, 1.000... Y así hasta los tres años sin que las parejas puedan darse el último beso en el andén de la estación. Y sin romanticismos de por medio, la ciudad ha perdido cerca de 420 millones según los cálculos de la Diputación por el aislamiento ferroviario que, a día de hoy, no tiene una fecha señalada en rojo para que los trenes vuelvan a unir Granada con el resto del mundo.

La manifestación partió a las 12 de la avenida de Andaluces, con la estación al fondo y una larga fila de autobuses esperando llevar a los viajeros a Antequera para coger el AVE. Comenzaron el recorrido cerca de 2.000 personas y poco a poco se fueron sumando ciudadanos hasta llegar a unas 4.000 personas según fuentes policiales, cifra que triplican desde las plataformas por el AVE. En todo caso, esta vez sí hubo calor humano lejos de la orfandad que se ha vivido en otras manifestaciones como la del pasado 14 de enero, cuando apenas 1.000 personas se echaron a la calle para clamar por el fin del aislamiento ferroviario de la provincia. En aquella ocasión la manifestación transcurrió en las puertas de la Subdelegación del Gobierno, donde ayer también hicieron escala los manifestantes en su camino a la Fuente de las Batallas, para exigir que se ponga fin a la pesadilla en la que sigue sumida Granada después de que el Ministerio de Fomento haya incumplido la última fecha que dio para la entrada del AVE en Granada en el primer trimestre de 2018. Ahora, desde el PP se desliza que es posible que la explotación comercial de la línea de alta velocidad entre Granada y Antequera no entre en funcionamiento hasta finales de año, fecha que el portavoz provincial de Cs, Luis Salvador, retrasa hasta abril de 2019. Fundamenta su sospecha en informaciones que ha recabado del propio Gobierno y en el antecedente del Metro, que una vez que entró en funcionamiento borró de un plumazo una década de retrasos y de plazos incumplidos. En su opinión, esta es la estrategia que seguirá Fomento para que la puesta en marcha del AVE sea el punto de partida a las elecciones autonómicas y municipales del próximo año.

"Estamos celebrando un triste aniversario, el tercer año sin conexiones ferroviarias en Granada", señaló José Fernández, portavoz de la Marea Amarilla, quien en la cabecera de la manifestación exigió al Ministerio de Fomento que acabe con un aislamiento que está causando "estragos" en la provincia. "También exigimos que haya transparencia y respeto, que dejen de mentirnos porque la ciudad no se merece el trato que está recibiendo, cada vez que salimos en los medios para denunciar esta situación desde Fomento contestan con más noticias pero sin dar fechas para la reconexión ferroviaria, así que vamos a seguir insistiendo para que esta situación no se siga dilatando en el tiempo", continuó Fernández. Por su parte, Sebastián Rivera, coportavoz de la plataforma, indicó que Granada "cumple tres años de condenada a la marginación, tres años condenada al incumplimiento de los acuerdos previstas, tres años condenada al engaño". "Estamos exigiendo que se explique con detalle un cronograma de plazos y presupuestos para que las vías del tren entren soterradas de una vez en la Chana porque Granada no se merece el trato que está recibiendo por parte del Ministerio de Fomento", sentenció. Granada ya ha cumplido el tercer año sin trenes. El cuarto se cierne en el horizonte como una sombra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios