La 'tercera vía' del AVE: un viaducto elevado y estación en Severo Ochoa

  • La Asociación de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía presenta la maqueta con el proyecto alternativo al soterramiento de las vías La propuesta contempla amortizar la inversión que ya se ha hecho

Comentarios 1

A pocos meses de que la Alta Velocidad llegue a la provincia-si esta vez se cumplen los plazos previstos- el debate sobre las consecuencias que tendrá su irrupción en la sociedad granadina está más candente que nunca. Mientras, la marea amarilla que integra a colectivos vecinales de La Chana y La Rosaleda con el apoyo de los grupos políticos locales -incluido el PP- clama por un soterramiento del AVE que no "encajone" a esos barrios, la Asociación Granada de Amigos del Ferrocarril y del Tranvía (Agraft) ha rescatado su proyecto llamado la Tercera Vía. Una propuesta de integración ferroviaria que contempla una alternativa de manera integral y con un coste inferior al soterramiento. Esta idea, que se ha podido observar a pequeña escala en la maqueta que ha expuesto Agraft en la Feria de Juveándalus, basa su novedad respecto a la actual en un trazado elevado mediante un viaducto urbano con estación terminal en Severo Ochoa, dentro de los terrenos de Renfe.

Esta iniciativa, que presentó hace dos años la asociación Agraft y cuyo documento se ha puesto a disposición de todas las instituciones y colectivos locales, ya tiene una representación real sobre una maqueta que han podido ver todos los asistentes e instituciones que han pasado esta Navidad por Juveándalus. En la misma se plantean los accesos ferroviarios a la ciudad con un viaducto elevado por el que viajaría el tren hasta la estación terminal en Severo Ochoa. Asimismo, la Tercera Vía incluye la creación de un gran nudo intermodal de transporte que concentre los principales sistemas de transporte en el entorno de Andaluces, donde ahora se está proyectado la estación de AVE.

Los creadores de esta propuesta valoran que su gran virtud es que aporta soluciones al planteamiento urbano de la zona, permitiendo que se proyecten nuevas zonas de crecimiento en la ciudad, especialmente en Camino Ronda, así como la conexión de barrios afectados por el paso de las vías del tren. De esta manera, ante la controversia que genera actualmente la Alta Velocidad entre los colectivos ciudadanos y los partidos políticos, Agraft considera que recordar el proyecto de la Tercera Vía es la ocasión ideal para "abrir cuanto antes un debate técnico y sereno sobre la llegada de la Alta Velocidad a Granada". Es la opinión del presidente de la asociación Carlos Peña, quien valora que es imprescindible estudiar las consecuencias del AVE "con más sentido técnico que político" y, sobre todo, poder "amortizar la inversión que ya se está realizando para la llegad del AVE en superficie".

Peña señala que el proyecto de la Tercera Vía ha suscitado bastante interés entre los granadinos que han visitado Juveándalus, además de entre representantes políticos como el presidente de la Diputación, José Entrena, que realizó un recorrido por la exposición. Por tanto, el siguiente objetivo de Agraft es reactivar la propuesta para reunirse con colectivos como las asociaciones de vecinos de La Rosaleda e, incluso, retomar el contacto con la plataforma de La Chana que aboga por un "AVE soterrado sí o sí".

En este sentido, el presidente de la asociación de Agraft recuerda "los condicionantes y el enorme gasto energético" que supondría un soterramiento de las vías del tren, al mismo tiempo que recuerda que la propuesta técnica de la Tercera Vía se contempla con un presupuesto de 115 millones de euros frente a los 450 que se han previsto para el actual proyecto del AVE en Granada. Asimismo, señala la pérdida considerable de viajeros que están registrando la ciudad y la provincia con los transbordos y los costes de vías en contraposición a un modelo con una estación intermodal que podría acoger a 15 millones de viajeros al año, según sus estimaciones.

El cambio del modelo del AVE hacia esa Tercera Vía que destierre la idea del soterramiento y sea más adecuada al conjunto urbano no es la única propuesta que hace la Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía, sino que plantean un mayor debate técnico de todos los asuntos ferroviarios que afectan a la provincia. De hecho, el presidente del colectivo cree que una de las grandes soluciones a los problemas viales pasa por "crear una mesa técnica como las que hay en Jaén o Almería o la que se ha hecho aquí mismo con el aeropuerto".

Una cultura ferroviaria que, según el presidente de Agraft, está muy lejos de llegar a Granada donde el debate en todos los ámbitos se ha orientado "a lo político y no a lo técnico". Además, apunta que el viaducto urbano es el planteamiento que se ha utilizado en "la mayoría de las ciudades europeas para permeabilizar las conexiones". La creación de todo un eje viario por el que seguirán peleando desde Agraft e intentando difundir entre las instituciones y la ciudadanía por si una tercera vía, esta vez, fuera posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios