Absueltos los tres detenidos en el desalojo de la Plaza del Carmen

  • La juez admite que ofrecieron una resistencia pasiva a la Policía Nacional

Daniel, Jonathan y Santiago, los tres jóvenes que fueron detenidos en el desalojo del movimiento del 15-M en la Plaza del Carmen llevado a cabo el 18 de mayo pasado, estarán probablemente hoy un poco menos indignados. Por lo menos, por lo acontecido, el resto es otra historia. Los tres han sido absueltos de la falta contra el orden público por la que fueron denunciados, al concluir la juez de Instrucción 2 que, si bien ofrecieron una resistencia pasiva, no se revolvieron ni agredieron a la Policía Nacional.

La sentencia, que puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial de Granada, recuerda que el propio fiscal que asistió al juicio, Luis Salcedo, rechazó que los hechos pudieran ser constitutivos de una falta de resistencia a la autoridad (artículo 634 del Código Penal), tras el visionado de las grabaciones del desalojo que se realizó el día de la vista. De hecho, el Ministerio Público no formuló acusación contra ninguno de los denunciados.

En este caso, para la juzgadora, ha quedado "perfectamente acreditado" que los denunciados, para evitar ser desalojados, se quedaron sentados en el suelo para tener que ser retirados por los agentes, pero "los referidos, en ningún momento desarrollaron o llevaron a cabo una conducta agresiva y hostil hacia la Policía Nacional".

La resolución considera así probado que el 18 de mayo, sobre las cinco de las madrugada, los tres jóvenes se encontraban concentrados, junto con un numeroso grupo de personas, sobre unos 200, en la plaza del Consistorio, formando parte de las concentraciones del colectivo denominado Democracia Real. En un momento determinado, el jefe del operativo de la Policía nacional "después de proceder, durante un tiempo a invitar a los allí presentes para disolver la concentración, decidió, sin haber recibido la preceptiva orden de sus superiores, al desalojo de la plaza". Los denunciados, como subraya la sentencia, se encontraban sentados en el suelo oponiéndose a dicho desalojo de forma pasiva".

En el juicio rápido que se celebró en la Caleta por aquellos hechos, los tres detenidos coincidieron en que no protagonizaron ningún episodio violento con los agentes que justificase sus detenciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios