Absuelven al camionero que fue condenado por atentado a la autoridad durante la huelga

  • La Audiencia de Granada deja la acción en una falta sancionable con 240 euros al considerar que no existió intimidación grave

La Audiencia de Granada ha revocado la sentencia dictada por un juzgado de Motril que condenaba a un año de cárcel a un camionero que fue detenido durante la huelga de transportistas del año pasado por atentado a la autoridad al arengar a sus compañeros a que intimidaran a agentes de la Policía Nacional.

En la resolución, la sala segunda de la Audiencia Provincial de Granada absuelve a A.M.C. del delito de atentado a agentes de la autoridad por el que fue condenado en primera instancia, y deja la acción en una falta, al considerarla una amenaza leve sancionable con una multa de 240 euros.

La Audiencia de Granada atiende así la petición del abogado de la defensa, Francisco Díaz-Castanys, que sostenía que los hechos no podían ser considerados como un delito de atentado al no existir una intimidación grave y que tampoco se produjo un intento de atropello a los agentes de la Policía Nacional por ninguno de los camiones que salían a la carretera.

La sentencia considera que, aun constando que el acusado profirió expresiones amenazantes contra los agentes policiales, no puede afirmarse que tuviese sobre los conductores una influencia tal como para que se llevase a cabo, como si de una orden se tratase, el atropello de los policías.

Los hechos ocurrieron sobre las 20:00 horas del pasado 10 de junio -en plena huelga de transportes- cuando el acusado se encontraba en el centro de la calzada de la carretera del puerto de Motril, a la altura de las instalaciones de la empresa Comotrans, con un chaleco reflectante y un megáfono con el que dirigía el tráfico de la vía a fin de que salieran camiones de las instalaciones de esa empresa.

En el lugar de los hechos se personó una patrulla de la Policía Nacional, que detuvo el vehículo a unos dos metros del acusado, al que escucharon cómo arengaba a sus compañeros con la frase: "atropelladlos, matadlos", que repitió al menos en dos ocasiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios