Aguilera compartió hasta 2006 el cargo en su empresa y el de concejal

  • Tres años después de ser elegido edil en el Ayuntamiento con dedicación exclusiva, seguía figurando en el Registro Mercantil como responsable de la firma

Comentarios 4

El PSOE aprovechó ayer de nuevo el caso Palcos para soltar una renovada andanada contra el edil de Ayuntamiento de Granada, Vicente Aguilera. Ahora, los socialistas se han remontado en el tiempo y aseguran que el concejal de Mantenimiento fue apoderado de la empresa Hermanos Aguilera hasta 2006, tres años después de ser elegido concejal, cargo que ejerce con dedicación exclusiva. Además de dar a conocer este dato, el miembro de la Ejecutiva Provincial del PSOE José Antonio Aparicio instó a Aguilera a renunciar a la adjudicación del contrato para los palcos de Semana Santa que consiguió la citada empresa con "ventajas evidentes".

A juicio del dirigente socialista, "conocer con exactitud el número de sillas que caben en las arcadas de una calle en remodelación, que está por construirse y de la que no se conocía el proyecto o constituir una sociedad dos días antes de presentarse a un concurso dejan en evidencia una confluencia de intereses que distan mucho de los hechos imputados por el PP a tres representantes socialistas".

De hecho, Aparicio está convencido de que este tema ha sido "propiciado por la propia dirección del PP" para debilitar a Aguilera y facilitar su descarte de las listas municipales aunque a los populares "se les ha ido de las manos".

"No hay ni arañas, ni telas, ni perros, ni rabia, sólo conductas y hechos reprobables", al tiempo que el dirigente socialista añadió que si la denuncia del PP contra representantes del PSOE "constituye la primera entrega, ésta no llega ni a folletín, ya que está hecho por gente que ha pasado más tiempo en los patios de los colegios que en las aulas". Aparicio dedicó buena parte de su intervención a desmentir las acusaciones realizadas contra dirigentes del PSOE que, según el PP, podrían compatibilizar su cargo público con actividades privadas para las que supuestamente no están autorizados, en relación al concejal socialista en el Ayuntamiento de Guadix Juan Ignacio Fernández; al alcalde de Albondón, Juan José Castillo, y el concejal socialista en Huétor Vega, Mario del Paso.

En el caso de los primeros, Fernández "no presta dedicación exclusiva en el Ayuntamiento ni recibe un solo euro", según Aparicio, que detalló que el edil "tiene participaciones en dos empresas, una dedicada a la venta al por menor de carnes y derivados del que posee el 32% y otra de plantación de nogales para producir madera de la que posee el 8,87%". "Unas empresas que no han vendido ni un filete ni una cuña de madera al Ayuntamiento de Guadix", apuntó Aparicio.

Por su parte, el alcalde de Albondón, Juan José Castillo, tampoco recibe "ni un solo euro por ejercer su cargo como regidor y no ha facturado nunca al Ayuntamiento de Albondón por trabajos de sus empresas". Según el PSOE, participa en una de movimiento de tierras y alquiler de maquinaria en el que posee el 75% y otra es una finca con restaurante y bodega, en la que participa en un 25%.

Aparicio refutó lo afirmado días atrás por el PP, asegurando que "Castillo sí puede solicitar subvenciones para sus empresas y concursar a los procesos de adjudicación según constatan sendos informes jurídicos".

Mario del Paso, concejal socialista en Huétor Vega, "no tiene dedicación exclusiva, no cobra sueldo y declaró la actividad de su empresa el 13 de junio de 2007 ante el Registro Mercantil por si hubiera alguna incompatibilidad". Además, el Ayuntamiento de Huétor Vega formuló una pregunta a la Junta Consultiva de Contratación Administrativa dependiente del Ministerio de Economía, que "dictaminó que no había la menor incompatibilidad en su caso", señaló el miembro de la Ejecutiva de los socialistas granadinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios