Aislamiento ferroviario: 800 días en el siglo XIX

  • El alcalde Paco Cuenca presentará su proyecto de soterramiento en la Mesa del Ferrocarril que tendrá lugar el 26 de junio

Claudia Jiménez es estudiante de Educación Infantil y tiene que emplear cerca de 5 horas para ir de Granada a Cádiz por tren. Coge un autobús en la estación de Andaluces hasta Santa Ana, en Antequera. Aquí tiene que armarse de paciencia hasta que lleguen el resto de lanzaderas procedentes de Granada antes de, por fin, poder comenzar el viaje en tren por el que ha pagado. Tiene un respiro hasta Dos Hermanas, en Sevilla, donde tiene que hacer un transbordo con destino a Jerez y, aquí, cambio de nuevo para llegar a Cádiz. Por eso ha optado por viajar a través de Blablacar, donde por cerca de 11 euros puede hacer este trayecto y se ahorra hasta dos horas de viaje. Es la misma historia que sufren miles de estudiantes de la Universidad de Granada cada fin de semana cuando quieren volver a su ciudad. Los únicos que todavía pueden viajar de forma razonable son los que tienen que viajar a Almería, sin un galimatías de transbordos y con un trayecto de cerca de 2:20 horas. "Pero esta situación tampoco mejorará para nosotros con el AVE porque con los precios que tiene este medio de transporte es inviable para muchas personas", recalca. Por esta razón, y por los 800 días de aislamiento ferroviario que cumple hoy Granada, las plataformas por el ferrocarril de la ciudad reclaman la apertura inmediata de la vía de Moreda, sobre todo ahora que Adif ha adjudicado los trabajos de sustitución de carril en la línea de ancho convencional Moreda-Granada para aumentar la seguridad de las circulaciones ferroviarias. Las obras se llevarán a cabo a lo largo de unos 29 kilómetros a su paso por los municipios de Moreda , Piñar, Iznalloz, Deifontes y Albolote, pero en los planes de Fomento no está que estas mejoras sirvan para recuperar el tren convencional ya que tienen un plazo de ejecución de seis meses y su único horizonte es que el AVE salve a la ciudad del cerco ferroviario. Y las mejores previsiones son para el primer trimestre de 2018.

En la memoria fotográfica de la 'no llegada del AVE' a Granada aparecen hasta seis ministros de Fomento, con el correspondiente chaleco fosforito y el casco blanco, haciéndose fotos en las obras que, si se cumplen los últimos plazos de Fomento, habrán necesitado 14 años para terminar los 125 kilómetros de la línea que enlazará, a través de Antequera, Granada con Madrid. Francisco Álvarez-Cascos, Magdalena Álvarez, José Blanco, Ana Pastor, Rafael Catalá e Íñigo de la Serna, el actual ministro de Fomento, han pasado por este tramo para dar plazos que se han ido incumpliendo sistemáticamente.

El proyecto de alcalde tendrá mucho que ver con el diseñado por Pablo Canales

José Fernández, portavoz de la Marea Amarilla, confiesa que las plataformas están "desencantadas" por el "pasotismo" que observan en los responsables políticos. En la Chana las obras avanzan a un ritmo "vertiginoso", según reconoce, aunque apunta al "desastre" que se está cometiendo en Loja, con "barbaridades ecológicas en los acuíferos y en los ríos", señala. "El plazo de licitación de estas obras es de 15 meses, por lo que es imposible que terminen a finales de año como prometió Fomento", denuncia.

La reunión de la Mesa por el Ferrocarril tenía previsto celebrarse el pasado 7 de junio, pero el alcalde Paco Cuenca la retrasó hasta el próximo 26 para ultimar el proyecto de soterramiento que presentará a Fomento y que será muy parecido al del arquitecto granadino Pablo Canales, que ya ha mantenido diversas reuniones con los representantes institucionales para presentar su proyecto que se basa en situar la estación en el actual puente del Camino de Ronda para recuperar como espacio verde toda la actual playa de vías. "Es una buena iniciativa que recoge las reivindicaciones que llevamos planteando desde hace tiempo", reconoce Fernández, que vuelve a mostrar la preocupación de las plataformas porque la llegada del AVE sin soterrar condene a la ciudad a un tren de segunda durante años.

"No tiene ni pies ni cabeza reivindicar el soterramiento una vez que llegue el AVE, teniendo en cuenta los precedentes de que cumplimos 800 días de aislamiento ferroviario, algo que no tiene parangón en España", concluye el portavoz de la Marea Amarilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios