El Albaicín aglutina en el último año cerca de 200 intervenciones

  • Los programas de rehabilitación de viviendas, tanto de Junta como Ayuntamiento, darán paso al impulso y la puesta en marcha de planes para incentivar la economía en los barrios

La rehabilitación de los barrios que realizan las administraciones va más allá del mero lavado de cara. El objetivo principal de todas estas intervenciones es revitalizar las zonas y devolverles el esplendor que han perdido con el paso del tiempo. Un ejemplo claro de este trabajo es el Albaicín, que en el último ejercicio ha aglutinado unas 200 intervenciones. El barrio Patrimonio de la Humanidad está sufriendo una transformación "lenta, pero segura". Desde la Oficina de Rehabilitación Concertada del barrio se trabaja, precisamente, en estas dos vertientes. Y hace poco menos de un año se lanzó la idea de incentivar a todos aquellos vecinos y ciudadanos que quieran instalar un negocio en la zona. Gabriel Fernández, responsable de la oficina, afirma que la idea ha tenido buena aceptación pero que se encuentra en proceso de "calado", es decir, que igual que pasó con el tema de las solicitud de ayuda a las viviendas tendrá que pasar un tiempo para que cuaje la idea.

En cualquier caso, Fernández asegura que ya han recibido bastantes consultas al respecto, especialmente, para instalar en el histórico barrio establecimientos de artesanía, mercería y droguería, al igual, que bares y restaurantes, aunque esta solicitud no es la más demandada ni la que tiene más visos de prosperar debido a que en la zona hay una buena cobertura de hostelería.

Respecto a la rehabilitación de inmuebles, desde que se pusiera en funcionamiento la oficina, en 2002, se ha intervenido en más de 670 viviendas. El Plan de Rehabilitación del Albaicín ha contado con una inversión superior a los 35 millones de euros desde esa fecha.

Fue en el 2007 cuando, además, se amplió la zona de intervención extendendiéndose al Alto Albaicín. Esta modificación alcanza las 86 hectáreas de territorio, espacio en el que viven 6.350 personas en unas 5.000 viviendas. "El extender las ayudas a un espacio mayor, el que los vecinos sean conscientes de estas subvenciones y la necesidad que hay en épocas difíciles de contar con el mayor apoyo económico está haciendo que las solicitudes crezcan". Las diferentes ayudas que pueden solicitar los vecinos o comunidades oscilan, en el caso de la infravivienda desde 30.000 euros por vivienda; entre los 6.000 y los 9.000 euros para la rehabilitación autonómica y la financiación de entre el 75 y el 95% para la rehabilitación singular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios