La Alhambra, accesible para sordos

  • Las personas con discapacidad auditiva podrán desde ahora realizar visitas guiadas por los palacios nazaríes a través de un dispositivo móvil que explica el recorrido realizado en lengua de signos

Comentarios 1

Que la Alhambra es el monumento más visitado de España no escapa a nadie. Pero el monumento nazarí no era accesible para todos, hasta ahora. Las personas con discapacidad auditiva podrán disfrutar de la grandeza de lugar con la nueva signoguía, un Ipod Touch a través del cual pueden recibir las explicaciones sobre el recorrido por el conjunto monumental en lengua de signos española y con subtítulos.

El consejero de Cultura, Paulino Plata, asistió en el Palacio de Carlos V a la presentación de este nuevo servicio gratuito, fruto de un acuerdo con la Fundación Orange y que ha contado con la colaboración de la Fundación Andaluza de Accesibilidad para Personas Sordas. Durante la presentación, Plata aseguró que tanto la Constitución como el Estatuto de Autonomía de Andalucía velan por la igualdad en el derecho de acceso a la cultura para todos los españoles y "con la signoguía damos un paso de gigante para acercar el turismo cultural a todos los ciudadanos por igual". "El pilar del crecimiento de una ciudad está en dar las mismas oportunidades a todos los que la habitan", comentó Plata.

Así, cuando una persona sorda llegue al complejo monumental de la Alhambra podrá solicitar su signoguía de manera gratuita en el pabellón de acceso, junto a las taquillas del recinto. En este dispositivo móvil, que se ha programado en español e inglés, hay un vídeo donde aparecerá la imagen de una persona intérprete de la lengua de signos que acompañará al visitante por un sosegado paseo lleno de luz, con exquisitos olores e inigualables vistas. "El principal objetivo es acercar el patrimonio de la Alhambra a cuanta más gente mejor a la vez que se da mayor autonomía a las personas con discapacidad", declaró el consejero, quien explicó que desde siempre se han roto barreras físicas en los palacios nazarís y ahora se acaba con las sensoriales.

El turismo cultural movió en 2010 al 25% del total de visitantes que recibió Andalucía, lo que supone más de seis millones de personas. El gasto medio de este tipo de turistas es mayor y la pernoctación en los hoteles más duradera. A esto hay que sumar los beneficios que supone descentralizar el turismo de unas zonas concretas. "Las nuevas tecnologías, además, ya no escapan al alcance de nadie lo que supone una gran combinación", agregó el responsable autonómico quien mostró su esperanza de que "cunda el ejemplo".

El objetivo de esta iniciativa, según explicó el director gerente de la Fundación Orange, Manuel Gimeno, es "hacer más accesible la gran historia y la cultura española a través de las nuevas herramientas tecnológicas". "Hay que entender la demanda y ofrecer soluciones", apuntó Gimeno quien destacó el enorme poder transformador de las nuevas tecnologías en la actualidad.

Hasta el momento, la Alhambra es el primer monumento andaluz que pone en marcha este sistema que ya está implantado en el Museo Reina Sofía, el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira y el Museo Nacional d'Art de Cataluña. "Con unos niveles aceptables de uso demostraremos a todos los que dudaban de esto que se equivocaban", declaró el consejero al respecto.

El presidente de la Fundación Andaluza de Accesibilidad para Personas Sordas, Alfredo Gómez, mencionó el esfuerzo que supone esta iniciativa: "Es bueno que la situación de crisis no afecte a los derechos de las personas, en este caso, las sordas". Según datos ofrecidos por Gómez, en Andalucía hay 160.000 personas con problemas auditivos y, en España, más de un millón de personas sufren esta discapacidad. En el resto de Europa y el Mundo, apuntó el presidente de la Fundación, más de 70 millones de personas sufren carencias auditivas: "Teniendo en cuenta la cantidad de gente de todas las procedencias que llega cada día a Granada y, en consecuencia, a la Alhambra, la puesta en marcha de esta iniciativa es un paso de gigante que servirá, por lo tanto, para acercar más el turismo cultural al colectivo de discapacitados sensoriales y abrir las puertas del Palacio Rojo a un mayor número de visitantes". "Ahora sí podemos decir que este monumento es para todos", apuntó Alfredo Gómez quien destacó la importancia de esta prestación en el camino hacia la igualdad y recordó "lo cerca que está la Ley de Lengua de Signos, ya aprobada por el Gobierno y en trámites en el Parlamento".

Tras las presentación de la signoguía, a la que acudió un nutrido grupo de estudiosos de la lengua de signos, Plata, Gimeno y Gómez se colgaron el dispositivo al cuello y giraron una visita por el Complejo Monumental en la que pudieron comprobar la efectividad de este nuevo sistema en el patio de Comares y en la sala donde están expuestos los leones tras su restauración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios