La Alhambra mejorará el sistema de cupos para favorecer las pernoctaciones

  • El nuevo modelo de accesos, que elimina los subcupos, se pondrá en marcha en otoño

Después de reunirse con todos los operadores turísticos, de escuchar sus demandas y de amoldarlas a las peculiares características de un monumento Patrimonio Mundial con aforo limitado, el Patronato de la Alhambra está casi preparado para poner en marcha su nuevo sistema de cupos para el acceso al monumento, que mejora las condiciones para el turismo organizado y favorece las pernoctaciones, una de las reivindicaciones históricas de los empresarios turísticos granadinos.

Tras su aprobación inicial en el último encuentro del Patronato del pasado jueves, la Alhambra prevé implantar este nuevo sistema en septiembre u octubre de este mismo año. Según explicó ayer el director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Reynaldo Fernández, tras dialogar con todos para consensuar el 'reparto' de un bien limitado como el monumento nazarí, se ha decidido introducir "pequeños" pero significativos cambios en el sistema de cupos. Aunque se mantienen los porcentajes de reparto -un 39% irá para el turismo organizado, otro 39% para el turismo individual y un 22% para visitas pedagógicas-, se han eliminado los subcupos, implantando un "cupo único" para los grupos, que es lo que venía pidiendo el sector turístico. De esta forma, se evita que se pierdan entradas por que no sean utilizadas por algunos de los agentes que antes tenían adjudicado alguno de esos subcupos.

Además, Fernández indicó que el nuevo sistema establece la posibilidad de reservar entradas con tres meses de antelación y obliga a confirmarlas al menos una semana antes de la visita, "optimizando" también las entradas disponibles y permitiendo que vuelvan al circuito de venta aquellos billetes que finalmente no sean confirmados. Hasta ahora, el plazo para la confirmación era de 24 horas, lo que dejaba poco margen para reasignarlas y darle uso.

Otro de los puntos más importantes de la modificación es que los grupos podrán realizar sus visitas a cualquier hora, sin diferenciar entre mañana y tarde a excepción de la entrada en lo Palacios Nazaríes. "La visita se amplía, lo que da más agilidad y da más margen de maniobra a los grupos", explicó Fernández, que aseguró que esta medida favorecerá las pernoctaciones. Si los viajeros que lleguen con sus grupos pueden visitar los Palacios Nazaríes por la mañana, comer tranquilamente y visitar por la tarde el Generalife, por ejemplo, es más fácil que los operadores decidan también pernoctar en Granada.

En esta línea de aumentar las pernoctaciones se encuentra también la incorporación al circuito de visitas de grupos de los monumentos de la Dobla de Oro, ofreciendo a los viajeros más atractivos que los operadores pueden combinar con la visita a la Alhambra, alargando la estancia en la ciudad.

"Con este nuevo sistema se mejora el anterior y se optimizan las entradas. No podemos satisfacer toda la demanda, pero vamos a repartir las entradas como el sector quiere, garantizando siempre una visita de calidad y favoreciendo las pernoctaciones", indica el director del Patronato, que recuerda que la Alhambra tiene un compromiso con la conservación y con la calidad de la visita, que está por encima de su explotación turística. "Entiendo que si tuviéramos tres veces más entradas también se agotarían. Hay mucha demanda, pero no podemos agrandar los espacios de la Alhambra".

Fernández explicó que el nuevo sistema, consensuado con el sector y aprobado en la última reunión del Patronato, será ahora analizado por la asesoría jurídica de la Alhambra antes de su puesta en marcha a principios de otoño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios