Ana Terrón deja el Consejo Municipal y profundiza en la fractura de Podemos

  • La diputada nacional justifica su renuncia en la dinámica de "confrontación permanente"

  • Matarán defiende que concluirá su mandato

La diputada nacional Ana Terrón. La diputada nacional Ana Terrón.

La diputada nacional Ana Terrón. / g. h.

Alberto Matarán, secretario general de Podemos en la capital, continúa en pleno debate para plantear una candidatura municipalista al estilo de Madrid, Barcelona o Valencia de cara a las próximas elecciones. Mientras, Podemos provincial tiene en su hoja de ruta la confluencia con IU. En este contexto, 'aliñado' con la falta de feeling del sector de Matarán con la dirección del partido andaluz, se produjo ayer la dimisión de la diputada nacional Ana Terrón del Consejo Ciudadano Municipal de Podemos (CCM), lo que según fuentes de la formación a nivel provincial aboca al órgano a la disolución en los próximos días porque queda con la mitad menos uno de representación, tras los recientes abandonos de otros pesos pesados como la parlamentaria andaluza Carmen Lizárraga, punto que niega rotundamente Alberto Matarán, que subraya su compromiso de seguir "trabajando para los ciudadanos" hasta que se convoquen las elecciones al Consejo Ciudadano Municipal de Podemos, previstas para finales de año.

Con la crisis abierta en Vamos Granada y la nula relación entre Matarán y el concejal y diputado provincial Luis de Haro, Ana Terrón justifica su renuncia en que el CCM ha sufrido "un fuerte desgaste tras los procesos electorales afrontados" y que "pesa un revocatorio sobre su secretario general", algo que Matarán se tomó con humor y llevó incluso a diseñar una chapas con este motivo. "Tras Vistalegre II algunos compañeros han permanecido enquistados en las dinámicas de confrontación permanente, lo que se ha traducido en una inoperancia de los órganos y espacios de los que nos habíamos dotado para el debate y en el abandono de muchos compañeros y compañeras que se bajaban de este barco azotados por la desilusión política que habían respirado antes de la aparición de Podemos", puntualiza la diputada granadina en el Congreso. Alberto Matarán, por su parte, defiende la "independencia" de Podemos en la capital respecto a las direcciones de Sevilla y Madrid y que toma como referencia las directrices que salieron de Vistalegre II, donde Pablo Iglesias impuso su proyecto al de Íñigo Errejón, del que tanto Terrón como Matarán eran afines. "Las decisiones de Granada se toman y se tomarán desde Granada", concluye Matarán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios