Aprobado raspado para la paridad en los ayuntamientos de Granada

  • Las corporaciones locales de la provincia presentan un 40% de mujeres ediles tras los últimos comicios, 5,5 puntos más que en las elecciones de 2003-2007

Nadie duda de que la integración de las mujeres en la vida política va en aumento. De hecho, actualmente existen en la provincia 578 mujeres concejalas -el 40 por ciento del total-, cuando en los comicios anteriores (2003-2007) sólo eran 510 las ediles de Granada, según se desprende del informe sobre el impacto de la Ley Orgánica para la Igualdad Efectiva entre Hombres y Mujeres elaborado por el Ministerio de Interior.

No obstante, este porcentaje de representación municipal femenina queda aún muy lejos del 44,8 por ciento conseguido por La Rioja y está por debajo de la media andaluza, que cuenta con un 40,6 por ciento de mujeres concejales.

Además, el 40 por ciento conseguido en la provincia de Granada es una media de los municipios de la provincia, por lo que existen corporaciones locales donde el número de ediles mujeres es muy inferior al de hombres, pese a que la normativa nacional y autonómica exigían que la presencia de ambos sexos en las listas electorales oscilara entre el 40 y el 60 por ciento en los municipios mayores de 5.000 habitantes.

"Los resultados dependen de los puestos de salida y de la confección de las listas, pues no basta con una representación equilibrada, sino que no se dejen en los últimos lugares a las mujeres", según explica la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Carmen Solera.

Por ello, en Huétor Vega se obtuvieron unos bajos resultados en los últimos comicios municipales, al no presentar listas 'cremallera' (que intercalan un puesto para un hombre con otro para mujer). "Ese año por estrategia electoral hicimos las listas en bloques de dos hombres y dos mujeres. Como nos quedamos en 6 concejales, entraron 4 hombres y sólo 2 mujeres", según alegó el alcalde del municipio, Plácido Hurtado (PSOE).

"Debería regularse la alternancia de hombres y mujeres en las listas, aunque el problema es que en los pueblos pequeños no es fácil encontrar mujeres que quieran participar en la vida política", apostilló Solera.

No es el caso del municipio de Alfacar, donde se cuenta con un 53,8 por ciento de representación femenina en el Ayuntamiento, el más alto de la provincia, junto a Albuñol y Alhama. "Aquí gozamos de muy buena participación femenina y en todas las actividades que se organizan predomina la presencia de mujeres", según asegura la alcaldesa de la localidad, María Fátima Gómez (PSOE), una de las pocas mujeres que gobierna como primera edil en la provincia.

Según el Observatorio electoral desde la perspectiva de género de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, en Granada hay 30 alcaldesas, frente a los 138 regidores varones. "Las mujeres necesitan realizar un mayor sacrificio porque deben conciliar la vida familiar con la profesional", aclara Solera, quien insiste en que el número de alcaldesas en Granada también ha aumentado considerablemente.

Asimismo, Solera insta a los partidos políticos a que no reserven para las mujeres las Concejalías "de siempre", como Bienestar Social, Igualdad o Educación, sino cargos de peso como Urbanismo o Economía. En este sentido, la primera edil de Alfacar comenta que "las mujeres deben trabajar más para demostrar su valía y en los puestos de poder es donde se producen más escollos".

Pese a esto, lo cierto es que las mujeres están haciéndose poco a poco un hueco en el panorama político y son cada vez más las que consiguen traspasar el llamado techo de cristal. El objetivo es conseguir que no sea necesaria una ley para que la igualdad se implante en la política, sino que "surja de forma natural", según sostiene la coordinadora del IAM en Granada. Con ello, se conseguiría hacer una política "más cercana, sensible y detallista" que complementaría la practicidad que caracteriza a los hombres, según comenta María Fátima Gómez.

Mientras, será la legislación la que marque las pautas de la igualdad en los cargos públicos, gracias a la cual se ha conseguido que las comunidades autónomas con mujeres en más del 40 por ciento de los puestos pasen de cero en 2003 a nueve en la actualidad -entre ellas Andalucía- y que a Teruel y Ciudad Real -las únicas provincias que en 2003 superaban este porcentaje- se sumen otras 19, entre ellas, las ocho provincias andaluzas, según el informe gubernamental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios