"Si Armilla tuviera que pagar hoy las nónimas, no se podría"

  • El nuevo regidor, Antonio Ayllón, arremete contra Gerardo Sánchez y define al Ayuntamiento como una "máquina de crear paro" con una deuda de 22 millones

Comentarios 5

"Si tuviéramos que pagar hoy las nóminas, no se podría". Así de contundente se mostró ayer el alcalde de Armilla, Antonio Ayllón (PP), que criticó en rueda de prensa el legado de su predecesor, Gerardo Sánchez (PSOE), al que acusó de mentir sobre las cuentas del Consistorio armillero.

Según los números hechos por el nuevo equipo municipal, el Ayuntamiento de Armilla suma casi 22 millones de euros de deuda entre lo que se les debe a proveedores (más de ocho millones) y la deuda a largo plazo (más de trece millones). Según explicó Ayllón, la gravedad de la situación económica del Consistorio es tal, que incluso peligra el pago del cien por cien de las nóminas de los casi 300 trabajadores municipales, algo que, según afirmó su concejal de Economía, José Luis Castillo, se intenta solucionar mediante un acuerdo con una entidad bancaria. Para hacer frente al pago de las nóminas faltan, aseguró el concejal, unos 113.000 euros.

"La gestión de Sánchez ha sido catastrófica, ha multiplicado la deuda a proveedores un 300%", sentenció el nuevo regidor, que auguró que el total de la deuda de Armilla será mayor cuando se conozcan las cuentas de Fermasa.

Además de poner en peligro el pago de los salarios de la plantilla municipal, el alcalde popular señaló que el Ayuntamiento "es una máquina de crear paro" porque "el impago a los proveedores está provocando la asfixia de nuestros empresarios". "El Ayuntamiento es el primer moroso de la localidad", aseveró.

Las consecuencias de estos impagos -que, explicó Ayllón, afectan a los servicios más esenciales del Consistorio- podría provocar, por ejemplo, que Endesa corte la luz al municipio durante las próximas fiestas. En el capítulo de impagos, a la suministradora de energía se unen empresas como el Consorcio de Transportes del Área Metropolitana, Resur -encargada de la recogida de la basura-, Emasagra o el servicio de comidas de la guardería municipal. Para hacer frente a la situación, el edil pidió "paciencia, todos tendremos que apretarnos el cinturón". Entre las medidas propuestas, habrá recortes de sueldos y de cargos de confianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios