Arrestan a un octogenario buscado en cinco provincias

  • El anciano, que ha sido detenido en un hotel del Centro, tenía siete requerimientos judiciales

El 5,2 de los delincuentes actuales tienen más de 60 años. El 5,2 de los delincuentes actuales tienen más de 60 años.

El 5,2 de los delincuentes actuales tienen más de 60 años. / g. h.

Hay ocasiones en las que las apariencias engañan y esto precisamente es algo que ha ocurrido en Granada. Un hombre de 86 años que se hospedaba en un hotel del Centro de la capital ha sido detenido al ser todo un delincuente reclamado por varios juzgados españoles. Porque, ¿quién podría imaginarse que una entrañable persona de la tercera edad pueda ser un delincuente en potencia? Pese a que pueda parecer algo descabellado, que un anciano sea el autor de algún delito es una práctica que ocurre más de lo que uno se puede imaginar.

Según el Balance Anual de Criminalidad del Ministerio del Interior, el pasado 2016 los delitos cometidos por personas de la tercera edad subieron un 5,2% con respecto al año anterior en todo el país. En la actualidad, el 5,2% de los delincuentes españoles tiene más de 60 años, una tendencia que también se ha comprobado en Granada, donde el pasado año se realizaron 239 detenciones de personas de avanzada edad.

Este hombre de 86 años tenía en vigor una orden de detención e ingreso en prisión

Un ejemplo de ello, es este caso que se ha resuelto en Granada. Este hombre de 86 años se había alojado en un céntrico hotel sin levantar sospecha ninguna. Sin embargo, era todo un estafador.

Al darse de alta en el sistema del hotel, agentes de la Policía Nacinoal comprobaron que este octogenario tenía interesadas hasta siete órdenes de detención en su mayoría por otros tantos delitos de estafa, dictadas por las autoridades judiciales de juzgados de Segovia, La Coruña, Toledo, Ciudad Real y Cáceres.

Además de los delitos de estafa al detenido también le figuraban órdenes de detención para presentación ante los juzgados reclamantes por quebrantamientos de condena. E incluso tenía en vigor una orden de detención e ingreso en prisión, esta vez por estafa.

Fue entonces cuando varios agentes se personaron en el hotel donde este hombre se hospedaba. Una vez allí, tras realizar las comprobaciones pertienentes, los agentes confirmaron que se trataba de la persona de la que sospechaban, la cual llevaba tiempo eludiendo la justicia.

Ante ello, este octogenario fue trasladado a las dependencias policiales y puesto a disposición de la autoridad judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios