El Arzobispado podrá reactivar el expediente canónico del padre Román

La Audiencia de Granada ha dado luz verde al Arzobispado para que reactive el expediente canónico que inició sobre el padre Román, el único procesado en el caso Romanones de abusos sexuales y que fue absuelto, ya que el secreto de sumario que motivó pararlo quedó sin efecto en 2015.

La Sección Segunda ha respondido así a la petición que formalizó en un escrito el Arzobispado, que actuó en la causa como responsable civil subsidiario, y que planteó la intención de reactivar el proceso canónico sobre el sacerdote inicialmente acusado y ahora absuelto. En una providencia, la Audiencia apuntó que requirió al Arzobispado que "se abstuviese de realizar cualquier acto de investigación o tramitación" porque un auto del juez instructor declaró secretas las actuaciones en noviembre de 2014.

También recalcó que ese secreto de sumario quedó sin efecto en un auto posterior de enero de 2015, por lo que "nada tiene que objetar" la Audiencia de Granada a la intención de continuar con el proceso canónico ya que la petición de no actuar para evitar perjuicios "a la investigación judicial" quedó sin efecto hace más de dos años. El padre Román fue absuelto de los delitos de abuso sexual en abril en una sentencia que argumentó la falta de persistencia de la acusación y la concurrencia de "graves contradicciones" en la declaración de la supuesta víctima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios