Avanzan las obras del centro de cría del cangrejo de río y la trucha

  • El centro se ubica en el paraje La Ermita del Parque Natural de la Sierra de Huétor

La provincia de Granada contará con un centro de cría y conservación de especies de aguas continentales orientado principalmente a cultivar el cangrejo autóctono de río y la trucha común para frenar el proceso de extinción de ambos.

El centro, cuyas obras comenzaron hace unos seis meses, se ubicará en el Parque Natural Sierra de Huétor, en concreto en el monte público La Ermita, en el término de Huétor-Santillán, informó la Delegación de Medio Ambiente de la Junta.

Con un presupuesto de 1,8 millones de euros en tres anualidades y un plazo de ejecución de 22 meses, el centro prevé también incorporar charcas naturalizadas donde tener una reserva genética de las poblaciones de anfibios más amenazadas de Andalucía.

La iniciativa surgió como consecuencia de las necesidades detectadas en dos proyectos de ejecución de Medio Ambiente: el programa de conservación y gestión del cangrejo autóctono de río y el de recuperación de la trucha común.

Ambos pusieron de manifiesto la delicada situación de estas especies y la necesidad de contar con un programa de cría en cautividad que permita revertir el proceso de extinción del cangrejo autóctono de río y la trucha común.

Con la construcción de este centro se pretende establecer la producción necesaria para asegurar la viabilidad del cangrejo de río y atender las necesidades en el mantenimiento de diferentes especies catalogadas de aguas continentales, especialmente la trucha común.

Los parámetros de producción fijados para los cangrejos son de entre 50.000 y 100.000 ejemplares anuales, que se liberarían al medio el mismo año de su nacimiento, lo que permitiría su reintroducción en entre 20 y 40 kilómetros de río al año.

Los de la trucha común son de entre 25.000 y 50.000 alevines anuales, que también se liberarían el año de su nacimiento, lo que permitiría la reintroducción de esta especie en entre 10 y 20 kilómetros de río anualmente, según la Delegación de Medio Ambiente.

Las instalaciones pretenden ser de ciclo completo, es decir con incubación, alevinaje y engorde y con mantenimiento de reproductores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios