Ayuntamiento y Junta escenifican su 'divorcio' con las obras del Metro

  • El alcalde las califica de "chapuza" y abandona un encuentro con María José Sánchez alegando que le habían "puesto de mentiroso" · Se apoya en un plano de hace tres años que las administraciones acordaron variar.

Comentarios 6

La cosa prometía. Ayuntamiento y Junta, que llevan años a la gresca a cuenta del Metro, se citaban en el Camino de Ronda. El alcalde, José Torres Hurtado, y la delegada del gobierno autonómico, María José Sánchez, iban a verse las caras y podía ser, por una vez, un encuentro cordial.

Pero la esperanza duró poco. La secuencia de los hechos fue ésta: el alcalde llega y habla durante un par de minutos con dos o tres técnicos. No parece de buen humor. Entonces se suma al grupo María José Sánchez, a la que acompaña la delegada de Obras Públicas, Nieves Masegosa. El regidor les da dos besos pero es mera cortesía. De hecho, su conversación, en la que también está el gerente del Metro, Francisco Ruiz Dávila, dura apenas unos segundos. El alcalde la zanja con un audible: "Se ha acabado" y hace ademán de irse.

"Creo que no le ha gustado que estéis aquí", responde María José Sánchez cuando los periodistas, asombrados, preguntan qué ha pasado. La convocatoria, cierto, no la hizo el Ayuntamiento, sino la Junta, pero estaba fijada desde el martes por la tarde y es fácil que Torres lo supiera. Además, se presentó allí con su responsable de prensa.

El alcalde accede a hablar. Pide disculpas por su enfado y lo justifica diciendo que le han "puesto por mentiroso".

María José Sánchez se sitúa a su lado, con cara de circunstancias. El alcalde muestra un plano, el que Ruiz Dávila le acaba de decir que no vale. Un mapa que tiene muchos árboles, mientras que el Camino de Ronda, a día de hoy, tiene muy poquitos. Eso le da pie para calificar la obra como "desastre" o "chapuza" y para atribuir esos cambios a que ahí "está trabajando la novena subcontrata y se llega a unos niveles de pago que ya es imposible hacer otra cosa distinta a la que se está haciendo". Pide perdón de nuevo y se marcha, esta vez sí de forma definitiva.

María José Sánchez, ya sola, dice que el alcalde no tiene motivos para afirmar que no se tiene en cuenta la opinión del Ayuntamiento. "Si este tramo va soterrado es porque ellos lo pidieron, algo que ha doblado el presupuesto", comenta.

Se refiere al plano. Explica que el que mostró Torres Hurtado data de hace tres años y es una primera maqueta a partir de la cual han trabajado, juntos, los técnicos de las dos administraciones, que se reúnen aproximadamente cada dos semanas.

Toma la palabra el director técnico del Metro, Alberto Sánchez. Muestra el plano reciente. Hay menos árboles, eso es evidente. Hubo que adaptarse a cosas como la creación de un carril-bici , un aparcamiento subterráneo y el cableado del subsuelo. Conciliador, promete "todos los árboles que sea posible". Habrá, por lo menos, uno cada doce metros y, en los lugares donde los servicios lo permitan, uno cada seis metros en doble alineación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios