El Ayuntamiento podrá multar a los dueños que no controlen a sus perros

  • La ordenanza de la convivencia obliga a los propietarios a tener a los animales cuidados y que no perturben la vida de los vecinos

Comentarios 12

Encajar los derechos de los animales con los derechos de los ciudadanos, en ocasiones, no es una tarea nada fácil. Conjugar estos aspectos fue la misión de los miembros del Ayuntamiento que integran el equipo redactor de la ordenanza de la convivencia que ayer trabajó sobre los animales de compañía.

La unión de ambas necesidades era urgente después de la última noticia publicada por Granada Hoy en la que se relataba el miedo vecinal ante la presencia en el barrio de una pareja de perros de raza Pitbull. Pues bien, la nueva normativa que se trabaja en el Consistorio deja claro que el Ayuntamiento tendrá potestad de retirar a los dueños los perros potencialmente peligrosos que no estén debidamente controlados por sus propietarios.

El control abarca una infinidad de aspectos que van desde mantener al animal en perfecto estado y respetar sus necesidades como el que sus dueños cumplan las normas que rigen una vida en comunidad. "En el momento en el alguno de estos dos aspectos se infrinjan el Ayuntamiento tendrá que actuar", comentan fuentes municipales.

En el documento que se está redactando quedan estipulados que tipo de animales de compañía son "potencialmente peligrosos" y cuáles son las obligaciones que tiene los cuidadores. Así, si en el texto reza que cualquier animal, concretamente, los perros deben salir a la calle con su pertinente collar y guiado por su dueño gracias a la cadena cadena, los que están catalogados como "potencialmente peligrosos" lo harán siguiendo otros aspectos más contundentes como el tener que llevar en ciertos momentos bozal o el estar siempre a escasos metros de su propietario.

Desde el Ayuntamiento son conscientes de las obligaciones que los dueños de los animales tienen al hacerse responsables de ellos, por eso, también tomarán cartas en el asunto cuando un animal presente síntomas de abandono por parte de sus propietarios. "Situaciones en las que los perros se pasan horas y horas encerrados en los balcones solos no estarán permitidas porque además de molestar al resto de vecinos dejan al animal sin atención durante grandes espacios de tiempo".

Todas las actitudes que están relacionadas con los animales de compañía y que ayer fueron debatidas tendrán asociadas sus correspondientes sanciones económicas, por lo que ante una denuncia por parte de los vecinos o la propia Policía, los dueños de los animales tendrán que sufragar el coste de su infracción además de arriesgarse a poder peder la compañía de su mascota.

Entre los aspectos abordados en la normativa, los miembros de los tres grupos políticos también trataron situaciones que se dan en la ciudad como la compra-venta de animales; el control de la explotaciones ganaderas en la Vega para potenciar sus bondades y regular su paso por una determinada zona, además, de estipular cómo debe ser el traslado de las mascotas en el caso de necesitar jaula, entre otros aspectos.

La actualización y mejora de los artículos relacionados con los animales de compañía dentro de la ordenanza de la convivencia era una reivindicación de los ciudadanos que, últimamente, había ganado protagonismo debido a la desconfianza que genera en gran parte de la población. La tenencia de determinadas razas en casa y el que algunos cuidadores no quieran asumir algunas normativas como el llevar a sus perros sujetos por las zonas residenciales y urbanas ha hecho que el Ayuntamiento no descuide e intensifique el control sobre estas situaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios