Bermejo tira la toalla

  • El ministro de Justicia presenta la dimisión porque se siente "utilizado" para erosionar al Gobierno de Zapatero, quien sufre la primera renuncia de un ministro

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, anunció ayer su dimisión por sentirse "utilizado" en contra de su proyecto debido a su participación en una polémica cacería junto al juez Baltasar Garzón cuando este magistrado estaba desmantelando una red de corrupción en la que están involucrados cargos del PP. El aluvión de críticas a la cacería de Bermejo dentro del propio PSOE que comenzó con Jerónimo Saavedra y continuaron Patxi López, Juan Alberto Belloch o ayer mismo el presidente del Congreso, José Bono, influyó decisivamente en la decisión del ya ex ministro.

En una inesperada rueda de prensa en la que no aceptó preguntas y después de que arreciaran las críticas, Bermejo se convirtió en el primer ministro de José Luis Rodríguez Zapatero en presentar su renuncia, aunque anunció que continuará como diputado en el Congreso.

"He dimitido porque en estos momentos ese impulso para hacer un trabajo que yo me había propuesto como un proyecto ilusionante está situándose en una posición que creo que es mejor que otra persona con nuevo impulso lo continúe", dijo el ya ex titular de Justicia.

"Estos días se ha estado utilizando, utilizándome, en contra del proyecto con el que trabajé y uno no ha venido aquí a estar pegado al banco", añadió. "Nadie es indispensable y nadie debe estar amarrado a un puesto si no es para servir", insistió.

Bermejo, ministro de Justicia desde el inicio de la segunda legislatura de Zapatero en marzo de 2008, acudió ayer por la mañana a La Moncloa para informar al presidente de su decisión y aseguró que sigue creyendo en los objetivos socialistas, pero insistió en que si a uno le utilizan contra su proyecto lo mejor es dimitir y que otro ocupe su lugar. Ya presentó su dimisión la semana pasada, cuando se supo que había cazado en una finca de Jaén sin tener licencia para ello, pero el presidente del Gobierno le emplazó a una nueva reunión.

Según informaron fuentes próximas a Fernández Bermejo, el ex titular de Justicia se entrevistó la semana pasada con el jefe del Ejecutivo y con la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y puso su cargo a disposición de los mismos. Ambos le emplazaron entonces a una nueva reunión.

A una semana de las elecciones vascas y gallegas y apenas quince días después de que saltara a los medios de comunicación la participación de Bermejo en una cacería junto a Garzón, la dimisión obligó al presidente del Gobierno a llevar a cabo la primera remodelación de su segundo Gobierno, que tendrá que hacer cuando todavía no se ha cumplido un año de legislatura.

El presidente del Gobierno señaló anoche en una entrevista a Antena 3 que no era su intención destituir a Mariano Fernández Bermejo, pero consideró que su decisión de abandonar el Ministerio de Justicia "para no crear más problemas al Gobierno" es "ejemplar" y "merece un aplauso".

Zapatero reveló que siempre que ha existido una polémica en torno a Bermejo, el ya ex ministro de Justicia le recordaba que su cargo estaba a disposición del presidente del Gobierno, algo que también le dijo el jueves y el viernes pasado, tras conocerse que había cazado junto al juez Baltasar Garzón sin la licencia correspondiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios