Bingos y tragaperras no pasan de moda

  • La Federación Andaluza de Jugadores de Azar Rehabilitados alarma sobre el alto número de adictos los juegos tradicionales El incremento de las apuestas on line, se erige en la última preocupación

Comentarios 1

La adicción a los juegos de azar, tanto tradicionales como virtuales y on line, se erige como una de las preocupaciones más actuales para la Junta de Andalucía. Así lo aseguró ayer la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, al subrayar que "la ludopatía es un problema que atenaza a muchas personas, una adicción y, por tanto, una enfermedad, como así lo contempla la Organización Mundial de la Salud".

Con motivo de la celebración hoy del Día Mundial sin Juego de Azar, Sánchez hizo públicas algunas cifras que alertan sobre la gravedad de esta problemática. "En el servicio de atención de la Junta, actualmente, hay 2.527 pacientes que están en tratamiento por juego patológico", aseguró. De ellos, 287 en Granada. Todos son atendidos en los nueve centros específicos que el Gobierno autonómico posee en colaboración con la Federación Andaluza de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fajer). Uno en cada una de las provincias de la comunidad salvo en Jaén, donde hay un par.

En lo que va de año, han sido admitidas 596 personas para recibir tratamiento. Un 90'6% de las mismas son hombres; el resto, mujeres. "Este es un problema, por tanto, que por ahora afecta más a los varones, quizás por las repercusiones sociales que tenía ver a una mujer en estos ambientes", manifestó la consejera. Sin embargo, hay un dato muy clarificador: los juegos de azar más arcaicos son los que cifras más altas de adicción poseen. Más del 70% de los afectados por esta patología -como fue considerada por la misma María José Sánchez Rubio- son adictos a las máquinas tragaperras; casi un 7% al bingo; y, algo más de un 5%, al casino.

Si la afición a sólo uno de estos entretenimientos ya es peligrosa, si es a varios, el riesgo se incrementa enormemente. Y es que un 30% de los adictos declara jugar diariamente, y un 40% estar adicto a dos tipos de juego.

La posibilidad de apostar por Internet y su adicción es otro de los dolores de cabeza de la Fajer. "Estamos muy preocupados por las posibles adicciones al juego on line ya que, en España, hay 1.600.000 personas que están registradas para ello; 1.600.000 personas potencialmente adictas", señaló Sánchez. El presidente de la Federación, Francisco Abad, empero, matizó esa cifra: "Creo que casi un 30% de ellos no sabe que está jugando porque su nombre está siendo usado por algún familiar para el registro en la red; pero sí que es un problema grave".

En cuanto a los afectados, el perfil del jugador es el de varón que vive en familia, que tiene unos 39 años, con estudios primarios y laboralmente activo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios