De la Blanca: "Sólo quise demostrar que la oposición era fraudulenta"

  • El sindicalista acusado por las filtraciones en los exámenes para obtener plaza de bombero en 2003 niega haber manipulado los ejercicios e insiste en que él actuó "de topo" para denunciar los hechos

Comentarios 1

"Sólo pretendí demostrar que aquella oposición era fraudulenta". José Manuel de la Blanca insistió ayer una y otra vez en su inocencia, tanto de forma implícita como explícita, en cada una de las respuestas que ofreció ante el tribunal que hasta el viernes juzgará las irregularidades que presidieron las oposiciones a bombero de Granada en 2003.

De la Blanca es un histórico sindicalista de CCOO peteneciente al Cuerpo de Bomberos de Granada. Formó parte del tribunal opositor de aquella convocatoria y está acusado, junto a otro bombero llamado Gerardo Martín, de filtrar las preguntas de los exámenes de aquella convocatoria, algo que hizo, sólo y según siempre ha sostenido, para poder destapar el fraude.

"Yo sólo actué de topo", dijo durante la primera sesión del segundo juicio que se celebra en la Audiencia de Granada por aquellos hechos. El primero, en el que De la Blanca y el otro acusado fueron condenados a 5 años y 2 años de prisión, respectivamente, fue anulado por el Tribunal Supremo.

De la Blanca explicó ayer que llegó a grabar una conversación previa al tercer y último ejercicio de la oposición mantenida con el que fuera jefe de Bomberos de Granada, Antonio Rodríguez Franco, fallecido accidente de tráfico, así como con el otro acusado para poder probar el fraude. Dicha grabación, que efectuó con una grabadora digital que le facilitaron "en el local de CCOO", fue aportada a la causa y será escuchada por el tribunal antes del viernes.

El sindicalista comenzó a tener "sospechas" en el segundo ejercicio de que se habían filtrado preguntas, pues los pocos que aprobaron "dejaron en blanco las mismas": las suyas, una coincidencia que a su juicio difícilmente podía ser casual. "Era un indicio suficientemente claro como para pedir la suspensión del ejercicio", apostilló, subrayando que él es "un colaborador de la Justicia".

De la Blanca está acusado de cometer un delito de revelación de secreto para conseguir que las 16 plazas que salían a concurso fueran ocupadas por bomberos interinos. Sin embargo, De la Blanca, hizo hincapié durante su interrogatorio en que "apenas tenía relación con los interinos" debido a sus ocupaciones sindicales.

El fiscal también le atribuye un delito de falsedad por, supuestamente, haber manipulado algunas respuestas del examen de uno de los opositores para que alcanzase la mínima puntuación y pudiera hacer el tercer ejercicio. Sobre este punto el sindicalista fue tajante: "era imposible manipular los exámenes".

Por su parte, el otro bombero acusado, cuyo interrogatorio sólo duró media hora -el de José Manuel de la Blanca ocupó casi toda la mañana, pues se prolongó dos horas y media-, negó su participación en las irregularidades detectadas en la oposición, que finalmente fue anulada. Aseguró que él no filtró ninguna pregunta, en contra de lo aseverado por su compañero de banquillo.

El juicio continúa hoy. Las sesiones serán hasta el viernes, fecha en la que están previstos los informes finales de las partes. A diferencia del numeroso público que acudió durante el primer jucio, ayer sólo ocupaba las bancas una decena de personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios