El CGPJ archiva la incompatibilidad de un juez con sus actividades mercantiles

  • La comisión cierra el expediente al presidente de la sección cuarta de la Audiencia

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) archivó ayer por unanimidad, a propuesta del Servicio de Inspección, la información previa incoada a raíz de denuncias contra el presidente de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Granada, Antonio Molina García, al no haberse acreditado en modo alguno el ejercicio de actividades incompatibles con el cargo de juez.

La Comisión Disciplinaria analizó en su reunión de ayer tarde la recibida en las últimas semanas por varios empresarios que se consideraban perjudicados por las resoluciones dictadas por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Granada -dedicada a cuestiones civiles- en asuntos en los que su presidente podría tener tenía interés directo.

El Consejo General del Poder Judicial dio un plazo de 10 días a las personas que enviaron sus escritos de queja contra el magistrado granadino para que aportasen pruebas relacionadas con las supuestas irregularidades que denunciaban. La Comisión Disciplinaria entendió que, a raiz de las nuevas quejas, era necesario valorarlos en su reunión de ayer para pronunciarse definitivamente sobre las actuaciones del magistrado Molina.

Ayer la comisión displinaria optó por archivar el expediente al juez granadino.

El origen del expediente contra Molina García se deriva de un pleito entre empresas de la construcción en el que uno de los socios fue acusado de presunta apropiación indebida y administración desleal. En la sentencia dictada este año por la Sección Primera de la Audiencia, que resultó absolutoria para el procesado, se enumeran las funciones de cada socio y se menciona al magistrado, aunque sin citarlo por su nombre, diciendo que "el marido de E.S. les confeccionó los contratos".

Según informó ayer La Opinión de Granada, los últimos escritos de quejan remitidos a la Comisión Disciplinaria del CGPJ denunciaban la existencia de numerosos procedimientos judiciales en los que, según los denunciantes, "creemos fundadamente que el magistrado se ha prevalido de su cargo para influir en las resoluciones judiciales o conseguir que sean resueltas por el mismo tribunal que él preside". El 14 de noviembre se presentó otra queja contra el presidente de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial. En esta ocasión iba firmada por una familia que se consideraba "gravemente perjudicada" por alguna de las resoluciones judiciales del magistrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios