El CIS abre sus puertas con una plantilla propia de 70 empleados

  • Gallizo, recibida por funcionarios de la prisión de Albolote que protestaron por los altercados del domingo, los calificó de "incidentes puntuales y sin trascendencia"

Aliviará la ocupación de presos en la cárcel de Albolote una vez que, a finales de mes, se incorporen de forma progresiva los 70 funcionarios que comprobarán el correcto funcionamiento de las instalaciones. El Centro de Inserción Social (CIS) Matilde Cantos Fernández de Granada abrió ayer sus puertas con la presencia de la secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, quien recordó que serán 300 los internos en proceso avanzado de reinserción o que cumplen su pena en régimen abierto los que se integrarán en el mismo.

La responsable fue recibida a las puertas del centro por un grupo de funcionarios de la prisión de Albolote que protestaron por los incidentes registrados el pasado domingo en el centro. El último de ellos fue un "intento de motín" que, según un sindicato, se saldó con cuatro trabajadores heridos y que achacaron a la masificación y la falta de personal.

Al respecto, Gallizo matizó que simplemente fueron "incidentes calificados como leves" por los funcionarios que elaboraron los partes y que se originaron, además, por peleas entre "no más de dos internos". Así, los consideró "puntuales" y "sin trascendencia alguna", de modo que altercados de este tipo ocurren a veces y "forman parte de la realidad".

A las puertas del nuevo centro también se concentró con pancartas un grupo de funcionarias en contra de la unificación de escalas, que les obliga a custodiar a hombres presos. Sobre esta cuestión, Gallizo aseguró que el objetivo de la medida es eliminar la discriminación de la mujer en el acceso a la institución penitenciaria, dado que se les requería notas más altas.

Asimismo, señaló que hay presencia de mujeres desde siempre en el módulo masculino, al tiempo que se comprometió a buscar una fórmula de adaptación que no cree conflictos si bien es cierto que la gran mayoría de los sistemas penitenciarios europeos tienen la escala única.

La secretaria general de Instituciones Penitenciarias, que aseguró ser "perfectamente consciente" del progresivo incremento de la población reclusa -que fue del 10 por ciento en 2008 y será similar este año-, negó que la cárcel de Albolote sea la más masificada del país como apuntan los sindicatos. Dada la situación en las cárceles, señaló que "seguramente" habrá que replantearse la dimensión de las plantillas para adaptarlas aunque dijo que no es un buen momento para que el sector público incremente a los funcionarios porque las situaciones de crisis obligan a "restringir el gasto público".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios