El CREA de Granada opera con éxito al lince ibérico de Andújar que llegó malherido

  • Veterinarios de la Red de Centros de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de la Consejería de Medio Ambiente han realizado con éxito en las instalaciones de El Blanqueo (Granada) una operación quirúrgica para salvar la vida de un lince ibérico macho hallado en Andújar con importantes heridas.

Veterinarios de la Red de Centros de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de la Consejería de Medio Ambiente han realizado con éxito en las instalaciones de El Blanqueo (Granada) una operación quirúrgica para salvar la vida de un lince ibérico macho hallado en Andújar con importantes heridas.

El pasado 12 de febrero, un agente del Parque Natural de Andújar detectó un macho de lince ibérico en muy mal estado y se puso en contacto con el personal del programa "Life".

Técnicos de este programa se personaron en la zona, recogieron al lince y lo trasladaron hasta el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de Granada.

Allí se constató que el lince se encontraba en estado de extrema desnutrición (6 kilogramos de peso aproximadamente), deshidratado, incapaz de mantenerse en pie y apenas respondía a estímulo externos.

Además, presentaba una importante fractura distal abierta de cúbito-radio izquierdo y pérdida del globo ocular derecho.

Los veterinarios de la red de CREA comenzaron un tratamiento de urgencia con el fin de estabilizarlo en la medida de lo posible.

Se le trató de aportar la mayor nutrición con el menor esfuerzo para el animal y poco a poco se observó como el ritmo digestivo del lince se normalizaba.

Las graves lesiones que presentaba el ejemplar impidieron que en un primer momento se pudiera realizar ningún tipo de cirugía ya que le podía provocar la muerte.

Por esto, en las siguientes tres semanas el equipo de veterinarios y técnicos del CREA en Granada trataron de mejorar el estado de desnutrición y deshidratación del lince mediante una amplia medicación.

Tras evaluar el estado general del ejemplar se concluyó que podía ser sometido a una intervención quirúrgica con suficientes garantías de sobrevivir el 4 de marzo de 2008.

El estado en el que se encontraba la lesión de la pata hizo necesaria una amputación del miembro a nivel del codo; en cuanto a la lesión que presentaba en el globo ocular, los veterinarios del CREA decidieron extirparle el ojo a fin de prevenir la aparición de enfermedades que podrían poner en peligro la vida del animal.

Una vez completada la intervención, se introdujo el lince ibérico en una jaula de compresión para poder actuar rápidamente en caso de ocurrir algún percance en el postoperatorio y, tras no observarse ninguna complicación, se le trasladó a un recinto de mayor tamaño con puntos de calor.

Una semana después de la intervención quirúrgica y tras finalizar el tratamiento médico, se constató que el ejemplar de lince se encontraba en buen estado y se le trasladó a las instalaciones de El Blanqueo, que previamente se había acondicionado para acoger al lince.

A pesar del éxito de la cirugía, el estado en que se encontró el lince ibérico imposibilita su reintroducción en la naturaleza ya que el animal sería incapaz de conseguir alimentarse debidamente con la pérdida de una pata y con la disminución de visibilidad tras perder uno de sus ojos, razón por la que se destinará al programa de cría en cautividad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios