Cae una organización que defraudó 10 millones de euros con la compraventa de hidrocarburos

  • Doce personas han sido detenidas por fraude, estafa, teniencia ilícita de armas y blanqueo de capitales

Doce personas -tres de ella en Granada- han sido detenidas en una operación conjunta de la Policía Nacional y la Agencia Tributaria en la que ha sido desarticulada en Málaga una organización que podría haber defraudado más de 10 millones de euros en el IVA con la compraventa de hidrocarburos.

A los doce detenidos -nueve de ellos en Málaga y otros tres en Granada, Sevilla y Barcelona- se les considera presuntos responsables de un delito fiscal, así como de los delitos de estafa, tenencia ilícita de armas, pertenencia a grupo criminal y blanqueo de capitales.

El fraude se produjo entre finales de 2016 y principios de 2017, cuando la Agencia Tributaria impidió sus actuaciones mediante diversos embargos, y la organización simuló operaciones inmobiliarias para blanquear los beneficios obtenidos.

En la fase final de la investigación se organizó un operativo, denominado 'Baresi', mediante el que se intervinieron 1,9 millones de euros que fueron bloqueados en diversas cuentas bancarias, y trabaron embargos sobre más de 70 inmuebles que superan los 12 millones de euros, incluido un hotel, una veintena de vehículos y más de 100.000 litros de combustible.

Las sospechas sobre la organización arrancaron en 2015, al conocer la posible existencia de un grupo radicado en la provincia de Málaga pero con influencia en otras provincias que se dedicaba a diversas actividades ilícitas a gran escala y podría estar preparando su incursión en el sector de hidrocarburos.

El grupo comenzó a operar en la compraventa de hidrocarburos en el verano de 2016, en el último trimestre de ese año generó importantes ventas a gasolineras y posteriormente se produjo el impago del IVA a ingresar en enero de 2017.

La organización conseguía así colocar en poco tiempo en el mercado un importante volumen de combustible a precios muy por debajo de los de mercado al no hacer frente a sus obligaciones fiscales, con una manifiesta competencia desleal.

La Agencia Tributaria acordó en febrero de 2017 diversos embargos sobre los bienes de estas sociedades, principalmente del combustible que intentaba colocar en el mercado, e impidió que prosiguiera con su actividad, y al mismo tiempo puso los hechos en conocimiento del juzgado.

Según las investigaciones patrimoniales posteriores, el entramado simulaba operaciones inmobiliarias para blanquear los beneficios de sus actividades ilícitas y paralelamente vaciaba sus distintas cuentas bancarias y creaba nuevas estructuras empresariales para evitar el seguimiento de los fondos.

En cuanto a los registros realizados dentro del operativo, que se inició el pasado mes de diciembre, se practicaron ocho en total, en las localidades malagueñas de Fuengirola, donde estaba la sede social de la empresa y donde residía el supuesto líder, y en Torremolinos; así como en Cúllar Vega , donde fue detenido el contable; y en las localidades sevillanas de Estepa y Marchena, ésta última donde estaba el principal intermediario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios