Cae una "peligrosa" organización de tráfico de marihuana hasta Alemania

  • Dos guardias civiles resultaron heridos de gravedad en el operativo de Granada cuando perseguían a un miembro de la banda

La Guardia Civil anunció ayer la desarticulación de una "peligrosa organización criminal" dedicada supuestamente al tráfico internacional de marihuana desde España hasta países europeos, especialmente Alemania, con cuya policía ha cooperado en esta operación bautizada como Carambolas por la que han sido detenidas 18 personas e investigadas otras 9 de ocho nacionalidades distintas.

La operación, realizada de forma conjunta con la ZFA de Bremen (Alemania), se ha desarrollado en tres fases y se inició el pasado mes de junio, cuando agentes de la guardia civil detectaron a varios alemanes adquiriendo importantes cantidades de marihuana en las provincias de Málaga y Granada e iniciaron contactos con la policía de su país. Desde entonces, se han realizado 16 registros domiciliarios en varias localidades de Málaga y Granada (Coín, Casabermeja, Albolote, Monachil, Otura), y en las alemanas Leipzig y Bremen, en los que se ha incautado tonelada de marihuana, 212.000 euros en metálico, un arma de fuego, munición y ocho vehículos.

La organización se estructuraba en una compleja red dividida en varias células que estaban establecidas en localidades de Málaga y Granada y que utilizaban transportes de mercancías por carretera para su distribución. El cabecilla de la organización dirigía todas las células desde la localidad alemana de Bremen, donde residían la mayor parte de los integrantes del grupo criminal.

La finalidad de esta estructura era la dar estanqueidad a sus operaciones delictivas, ya que si una célula era detenida por la policía las otras seguirían manteniendo el negocio del tráfico de drogas con normalidad, preservando de esta manera la protección y seguridad de su cabecilla.

Por su complejidad, la operación fue desarrollada en tres fases que arrancaron tras un primer intercambio de información entre la Guardia Civil y la policía alemana a partir del que se aprehendieron en Bremen 240 kilogramos de marihuana envasada al vacío que estaba oculta entre la carga de un camión, procedente de un lugar indeterminado de la provincia de Málaga. Una persona fue detenida. Poco después en el término municipal de Antequera, los agentes hallaron oculto entre la carga de un camión, 120 kilos de marihuana procesada y 180 kilos de hachís, por lo que se procedió a la detención de su conductor que resultó ser un miembro de la organización, de nacionalidad ucraniana.

En el operativo en Granada para la detención de uno de los miembros de la banda resultaron heridos de gravedad dos agentes de la Guardia Civil al ser embestidos y golpeados con el vehículo en el que circulaba el individuo para intentar evitar su detención. Ambos agentes fueron trasladados al hospital de Granada en estado grave y aun continúan con su rehabilitación de las heridas sufridas.

A raíz de los transportes interceptados por la Guardia Civil, la organización comenzó a utilizar un nuevo modus operandi para evitar ser detectados, realizando transportes de drogas en pequeñas cantidades de entre 5 y 10 kilogramos, a través de empresas de paquetería postal. Fueron detectados hasta seis envíos de droga por este método, lo que se comunicó a las autoridades alemanas y se saldó con la detención de otros tres individuos. En la primera fase de la operación, desarrollada el pasado noviembre, fueron realizados registros en las localidades de Otura y Monachil (Granada), donde una célula de la organización tenía instalados sendos laboratorios de marihuana. Los agentes se incautaron de 171.800 euros en metálico. La segunda fase de la operación se centró en Coín y Granada, donde estaban asentadas otras células de la red, encargadas de realizar los desplazamientos entre fuertes medidas de seguridad y siempre armados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios