Caja Rural espera que la morosidad repunte este año hasta el 4,5%

  • La entidad financiera ha cerrado 2008 con una tasa del 2,2%, muy por debajo de la media del sector · El director de la Caja, Dimas Rodríguez, está "muy satisfecho" con los buenos resultados anuales

"El año 2009 va a ser muy complicado", advirtió ayer el director general de Caja Rural de Granada, Dimas Rodríguez Rute, tras la presentación de los buenos resultados obtenidos por la entidad durante el pasado ejercicio. Y es que, a pesar de que tanto el director como el presidente de la cooperativa de crédito, Antonio León, se mostraron ayer "muy satisfechos" por el balance de resultados, los máximos responsables de la entidad financiera no mostraron ningún complejo en reconocer que la crisis ha trastocado sus previsiones iniciales y que, probablemente, lo seguirá haciendo a lo largo de 2009.

De hecho, Rodríguez Rute auguró que la tasa de morosidad -que en 2008 han logrado mantener en un 2,2%, casi un punto y medio por debajo de la media del sector, que se sitúa en el 3,65%- crezca este año hasta alcanzar el 4,5%. Pese a que las previsiones de la entidad para 2009 no son tan satisfactorias como quisieran en la Caja, el presidente de la Rural dejó muy claro que las cifras alcanzadas el pasado ejercicio "van a permitir afrontar el año 2009 , a todas luces tanto o más complicado que 2008, con total garantía tanto para Caja Rural de Granada como para los clientes".

Al margen de la morosidad, que a pesar de haber aumentado 1,4 puntos respecto a 2007 ha dejado a Caja Rural en una buena posición, los responsables de la entidad aseguraron que las principales ratios financieras han superado bien la prueba de la crisis. "La ratio de solvencia ha sido de un 12,5%, cifra muy por encima el mínimo exigido por el Banco de España. Y respecto a la liquidez, cerramos con una ratio del 27,5% -seis puntos más que en 2007-, lo que nos va a permitir poder atender a nuestros clientes sin problemas de ningún tipo durante los próximos años", explicó ayer Antonio León. Por su parte, Dimas Rodríguez apuntó que la tasa de cobertura de activos dudosos con fondos de insolvencia es del 113%, "que duplica la media del sector".

Los responsables de la entidad financiera reconocieron que, pese a los buenos resultados, los beneficios antes de impuestos de la entidad sí se han visto mermados. "El excedente bruto ha alcanzado una cifra de 34,9 millones de euros, lo que representa una disminución con respecto al ejercicio anterior del 7,9%", indicó León.

Y gran parte de la culpa de esta caída de los beneficios responde, según afirmó Rodríguez Rute, al aumento de la incertidumbre -que ha implicado, además de menores ingresos, la dotación de 8,2 millones a los fondos de insolvencia- , al incremento de los costes financieros de los depósitos como consecuencia "de la intenta competencia registrada en la captación y mantenimiento de los mismos". El director general de la entidad dejó claro que en esta carrera por los ahorros de los granadinos "se ha adoptado, en algunos casos, una actitud poco ética" que se ha traducido en las campañas promocionales de otras grandes entidades en las que 'vendían' la solvencia propia "en detrimento de la de los demás". A pesar de la competencia "virulenta", Caja Rural ha conseguido captar en 2008 algo más de 2.778 millones de euros en depósitos de particulares y empresas, lo que supone un incremento del 4,4% de los ahorros captados respecto al año anterior.

Los máximos dirigentes de la cooperativa de crédito granadina anunciaron que la política de racionalización de los recursos que ha impuesto la crisis supondrá la ralentización de la apertura de nuevas sucursales. Dimas Rodríguez informó de que a lo largo del año sólo se abrirán dos nuevas oficinas en Almería, que elevarán a 203 las sucursales que componen la red territorial de la entidad financiera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios