De Capileira... ...a Trevélez

  • Este tramo del sendero circular de gran recorrido GR-240 - Sulayr une los dos pueblos más altos de Sierra Nevada Es el espacio preferido por muchos senderistas y en él se hablan muchos idiomas

El tramo 6 del sendero Sulayr une las localidades de Capileira y Trevélez y es el único que tiene como punto de salida y llegada dos pueblos, ya que los demás tramos tienen su origen y destino en otros equipamientos de uso público como centros de visitantes, jardines botánicos, áreas recreativas, refugios… La elevada posición de estos pueblos alpujarreños ha permitido diseñar este tramo especial del Sulayr, que complementa una variada y rica red de senderos por toda la comarca.

La realización de este sendero supone la actividad complementaria ideal para los que se acercan a visitar estos pueblos alpujarreños, ya que al disfrute con el urbanismo y la arquitectura tradicional que supone este inigualable patrimonio histórico artístico se une la posibilidad de aproximarnos a la extraordinaria biodiversidad de Sierra Nevada y descubrir su flora y su fauna.

Sulayr es la designación simbólica de un sendero de gran recorrido (GR-240), el itinerario circular más largo de España, que toma su nombre de Yabal Sulayr (La montaña del sol) la manera en la que los árabes denominaban a Sierra Nevada. Está dividido en 19 etapas con una longitud total de 300 kilómetros y tiene acceso desde todos los núcleos de población de las diferentes comarcas que conforman el macizo nevadense: Valle de Lecrín, Alpujarra, Río Nacimiento, Marquesado del Zenete y Sierra Nevada occidental. Recupera caminos tradicionales y es una forma de practicar senderismo de manera fácil y segura con impresionantes vistas panorámicas tanto a las cumbres como hacia los pueblos y vegas. Por el Sulayr podemos descubrir e interpretar toda la riqueza paisajística que atesora el Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada.

Descripción del recorrido

El tramo se inicia en Capileira dejando el camping que hay en la parte superior del pueblo a la derecha y ascendiendo hacia la Sierra hasta el cruce con una pista de tierra que conduce al Área Recreativa del Río Bermejo. Debemos tomar el desvío que sale a la derecha, en la misma curva de la pista-carretera, y desde aquí, siguiendo las balizas y señalización típicas del Sendero Sulayr, ascendemos a través del pinar y, más adelante, de un barranquillo sombreado, hasta alcanzar el Haza del Cerezo, un paraje abierto de antiguos cultivos perteneciente al término municipal de La Tahá con una gran balsa para riego.

Dejamos a la derecha un camino (por el que se desciende a la Pista del Río Bermejo y luego a los pueblos de Pórtugos, Pitres y Bubión) y subimos por un carril y una vereda hasta alcanzar la Acequia Baja que toma su agua del Río Poqueira y abastece la balsa anterior. Continuamos nuestra ascensión y ahora atravesamos la Acequia Alta y el Barranco de las Chorreras y al llegar a un pinar alcanzamos un carril que tomaremos hacia la izquierda durante unos 300 metros para dejarlo por una vereda que sube hasta llevarnos al paraje de la Hoya del Portillo.

A partir de la barrera que nos encontramos está restringido el paso de vehículos y sólo se permite a propietarios, pastores, investigadores y otro personal autorizado, además de a los microbuses del Servicio de Interpretación de Altas Cumbres. En la Hoya del Portillo junto al control, hay una pequeña Área Recreativa con una construcción peculiar.

Seguimos subiendo y alcanzamos una zona conocida como Las Alberquillas, donde hay una fuente. En este lugar, la cota máxima del itinerario, (2.240 metros de altitud), abandonamos la pista de la sierra, para tomar a la derecha un sendero que nos hará superar dos arroyos, correspondientes al Barranco del Manzano y más adelante el Barranco del Jabalí. Tras una breve ascensión alcanzamos la Loma del Jabalí, donde tenemos unas extraordinarias vistas del Valle del Río Trevélez, del Guadalfeo y del Mar Mediterráneo. En los días claros puede verse incluso la costa africana.

Descendemos la Loma del Jabalí por un carril que discurre por la misma loma hasta el pinar, observando por el camino restos de unas trincheras de la Guerra Civil y al fondo contemplamos las sierras de Lújar y la Contraviesa. Al llegar a los pinos tomamos a la izquierda la vereda que baja en diagonal hacia el valle del Río Trevélez. Más adelante, después de caminar por el piornal y lastonar comenzamos a transitar por una zona de endrinos, chaparros, majuelos, etc. Tras un zig-zag en el camino entramos en un área de cultivos y más adelante llegamos a la Balsa del Cortijo Toro, situada junto a un manantial, bajo la sombra de un enorme nogal.

Proseguimos nuestro recorrido bajando desde la balsa hasta alcanzar un robledal donde volveremos a encontrar la pista forestal que vimos al inicio de nuestro itinerario. La tomamos hacia la izquierda cruzando a 100 metros el Barranco de José Martín y más adelante el Barranco de la Bina. Si continuamos atendiendo a las balizas del sendero Sulayr, con manchas blanca y roja en el lateral y la estrella de la nieves en la parte superior, llegaremos al sendero que une el Alto del Chorrillo con el pueblo de Trevélez. Más abajo cruzamos una nueva acequia. En los bordes de los bancales vemos nogales, saúcos, zarzamoras, y alguna morera.

Después de cruzar el Barranco del Río Chico llegamos al Barrio Alto, que es el mejor conservado de los tres que forman el pueblo de Trevélez. Podemos refrescarnos en la Fuente del lavadero y bajar atravesando todo el pueblo para completar nuestro recorrido y llegar hasta el Barrio Bajo, junto al Río Trevélez, nuestro punto final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios