Casa en el Albaicín por 50 euros

  • El plan de rehabilitación de la Junta en el barrio financia a los vecinos las reformas de sus viviendas y les permite mantener condiciones ventajosas como la renta antigua

Dos vecinas del Albaicín, en concreto de la Cuesta Marañas, van a recuperar muy pronto su casa, recién reformada y pagando unos 50 euros al mes. En su misma situación se encuentran otros tantos residentes que, gracias a los distintos programas de rehabilitación de la Junta de Andalucía, han podido arreglar sus viviendas manteniendo un alquiler de renta antigua.

La Consejería de Fomento adquiere edificios de gran valor patrimonial y los renueva para convertirlos en viviendas en régimen de alquiler, con un precio de adjudicación entre 130 y 200 euros mensuales, o para destinarlas al realojo de otros propietarios mientras esperan recuperar sus casas habituales, también en proceso de rehabilitación.

En una década, desde que se pusiera en marcha el Área de Rehabilitación Concertada en el Albaicín, 451 viviendas han sido rehabilitadas con una inversión autonómica de 23,7 millones de euros. Los programas varían en función de la magnitud y complejidad que exijan las obras, si son pequeñas reformas interiores o exteriores las ayudas no superan los 18.000 euros, mientras que si el estado del edificio obliga a plantear una rehabilitación integral, las obras se ejecutan a través del programa de transformación de infraviviendas. En la lista de espera para optar a las subvenciones se cuentan unas 133 familias.

El delegado de Fomento, Manuel Morales, asegura que la tendencia es solicitar subvenciones para pequeños arreglos y obras de mantenimiento, aunque "la flexibilidad en el planteamiento de las ayudas posibilita distintas alternativas adaptadas a la situación personal de cada vecino o comunidad de la barriada".

Informa que se han simplificado los trámites para solicitar la licencia de obras y se ha reducido el tiempo de su concesión a los seis meses. Solo los inmuebles catalogados que requieren el estudio de la Consejería de Cultura tardan algo más, hasta dos años.

Uno de los grandes proyectos actuales del Área de Rehabilitación Concertada es la reconstrucción de la Casa Cuna, un edificio emblemático de la calle Elvira donde se van a recuperar 22 viviendas y varios locales comerciales. Ocho familias residían en el inmueble y todas podrán regresar bajo las mismas condiciones de contrato y renta que tenían.

Morales destaca el enorme esfuerzo del Gobierno autonómico, a través de la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA), por conservar el edificio y evitar la especulación después de que el Ayuntamiento de Granada abriera un expediente declarándolo en ruinas en el verano de 2007. "Los vecinos eran incapaces económicamente de enfrascarse en unas obras de rehabilitación como las que exigía la infraestructura", asegura. El presupuesto alcanza casi los tres millones de euros, de los cuales la Consejería de Fomento destina 928.000 euros a cambio de la cesión de los alquileres de las viviendas por 10 años, mientras que el promotor de la obra aporta el resto de la inversión, garantizándose el derecho a explotar los bajos comerciales.

El principal criterio para que una familia pueda optar a una casa rehabilitada por la Junta es que tenga un nivel de ingresos bajo. La edad, sin embargo, no es tan relevante. Cada promoción atiende unas necesidades según la zona, pueden llegar a mezclarse jóvenes menores de 35 años o mayores de 65. Las adjudicaciones buscan reactivar la vida en la barriada, acabando con el despoblamiento y el envejecimiento de sus residentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios