El Centro Unesco pide más celo en la conservación del Albaicín

  • Lamenta su deterioro pero no cree que su declaración de Patrimonio Mundial peligre

El presidente del Centro Unesco de Andalucía, con sede en Granada, Ángel Bañuelos Arroyo, reivindicó ayer un impulso al barrio del Albaicín y pidió a las instituciones que ejecuten un plan conjunto que vele por su valor patrimonial.

Según Bañuelos, aunque la declaración como Patrimonio Mundial de 1994 no corre peligro, el deterioro continuo exige nuevas actuaciones en su entorno.

Por ello solicitó una actuación conjunta de las administraciones públicas y de los vecinos y propietarios del barrio que vele por el valor patrimonial del barrio, más allá de enfrentamientos institucionales.

Bañuelos lamentó la continua aparición de pintadas, así como de casas y solares abandonados en el barrio, por lo que demandó acciones dirigidas a concienciar a los granadinos del valor del barrio y la necesidad de su conservación.

"Más allá de las intervenciones, sería necesario un plan educativo como el que tiene la Alhambra para que los escolares y cualquier granadino conozcan la realidad del barrio y valoren un barrio que todos tenemos la obligación de preservar", apuntó.

Propuso también crear rutas temáticas "que pueden ser sobre el agua o el patrimonio religioso" para acercar todas sus facetas a vecinos y visitantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios