Cien accidentes en dos años sitúan a ocho puntos como los más peligrosos de Granada

  • Camino de Ronda, Avenida de Dílar, Carretera de Jaén y cinco cruces acumulan la mayor siniestralidad de la ciudad, según el mapa que elabora el área de Movilidad

Comentarios 1

Igual que las carreteras y autovías de la provincia presentan puntos negros -donde hay al menos tres accidentes con víctimas al año con menos de 100 metros de distancia-, los conductores urbanos también sufren más siniestros dependiendo de la calle por la que circulen.

De hecho, en Granada existen ocho zonas -tres calles y cinco intersecciones- donde vehículos y peatones deben tomar más precaución. En sólo dos años estos 'puntos negros' urbanos han acumulado más de un centenar de siniestros.

A esta conclusión ha llegado la Concejalía de Movilidad y Comercio del Ayuntamiento de Granada mediante la elaboración de una mapa de puntos circulatorios conflictivos, que estará finalizado el próximo mes de febrero.

En concreto, Camino de Ronda, Avenida de Dílar y Carretera de Jaén son las tres vías más peligrosas de Granada, con más de treinta accidentes entre 2005 y 2007, según advierte el estudio.

Respecto a las intersecciones, la confluencia de las calles Neptuno y Recogidas se sitúa en el primer puesto en cuanto a siniestralidad se refiere. En dicho cruce se han producido en los dos últimos años veinticuatro accidentes, de los cuales diecisiete fueron con víctimas y siete sin heridos. Según el director técnico del área de Movilidad encargado del proyecto, Jesús Pulido, en esta zona "el giro a la izquierda hacia la calle Arabial era nefasto", por lo que el Ayuntamiento eliminó dicha posibilidad para reducir las negativas cifras.

Pocos metros más al norte, en la unión de la calle Recogidas con Camino de Ronda se han registrado catorce siniestros con víctimas y ocho sin ellas, debido a que los conductores ignoraban la señalización semafórica e "intentaban colarse", explicó Pulido.

La tercera intersección con mayor siniestralidad se localiza, por contra, en una zona menos céntrica. Se trata de la esquina de la calle Joaquina Eguaras con Casería de Aguirre -en el Polígono de Almanjáyar- donde los choques de vehículos con heridos desde 2005 a 2007 asciende a seis, a los que se suman otros siete accidentes sin víctimas.

En el Zaidín, tres siniestros con daños personales y otros cinco sin heridos se han producido en la confluencia de la Avenida de América con Avenida de Dílar y la intersección de esta última con la calle Óscar Romero, completando el mapa de puntos negros de la ciudad.

Al plasmar en un mapa los puntos negros de la ciudad, el Ayuntamiento de Granada pretende disminuir la cifra de accidentalidad dentro del casco urbano, cifrada en 2.800 accidentes de media al año, según informó Pulido, lo que conlleva más de 15 millones de euros ocasionados por los daños materiales.

El promedio de sucesos, que incluye tanto a aquellos que provocan heridos como a los que no -a diferencia de los datos con que trabaja la Dirección General de Tráfico, que sólo contabiliza los siniestros lesivos-, hay que añadir aquellos otros choques en los que los implicados solventan el problema amistosamente, sin que los agentes locales lleguen a realizar atestados.

Una vez que se conocen las zonas y las causas de los siniestros, la Concejalía de Movilidad y Comercio elabora las actuaciones tendentes a la supresión de las causas que los originan, consistentes principalmente en "la mejora de la señalización vertical y horizontal y de la visibilidad de los semáforos", según comentó Pulido. En este sentido, es destacable el hecho de que el 25 por ciento de los siniestros con víctimas se produce por no respetar la prioridad de paso.

Ahora bien, gracias al sistema informático pionero en España usado por los técnicos municipales -denominado aplicación TAU- no sólo se puede conocer el número de accidentes, las zonas y las causas, sino que también se puede averiguar la franja horaria de mayor accidentalidad, los días más problemáticos, la edad de los conductores y los peatones...

De este modo, los funcionarios elaboran cada año las conclusiones sobre el estado circulatorio de la ciudad del último bienio o trienio. Así, la Concejalía de Movilidad llega a conclusiones, como que en Granada, el 75 por ciento de los accidentes no causan heridos; los peatones representan el 19 por ciento de los heridos graves y, cuando están implicados, el atropello se produce en los entornos a las intersecciones en un 78 por ciento de los casos; y la franja horaria que más sucesos acumula coincide con la salida del trabajo.

Además, la aplicación TAU revela la siniestralidad de un tramo teniendo en cuenta la intensidad del tráfico de la zona. "No es lo mismo que haya dos accidentes en una calle donde pasan diez mil coches que otro par de siniestros por donde sólo circulan mil", argumentó Pulido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios