Cien artistas y vendedores tienen ya permiso para trabajar en la calleUna veintena de vecinos de la Carretera de Jaén se moviliza para pedir el fin de la prostitución

  • 50 músicos, 14 mimos y diez malabaristas han sido autorizados por el Ayuntamiento a actuar en la vía pública sin ser sancionados, al igual que 15 vendedores y seis claveleras Piden "más control" en la zona y que colaboren los agentes de la Policía Nacional

Un total de 95 artistas callejeros y vendedores ambulantes cuentan ya con autorización municipal para ejercer sus trabajos en la vía pública, un requisito obligatorio una vez que ha entrado en vigor la Ordenanza de la Convivencia, hace poco más de un mes. 50 músicos, 14 mimos, diez malabaristas, 15 vendedores de artesanía -y otros productos que no afectan a la propiedad intelectual o industrial, puesto que no son falsificaciones- y seis claveleras trabajan ya sin miedo a las sanciones, que pueden llegar hasta los 3.00 euros.

Según explica el edil de Seguridad Ciudadana, Eduardo Moral, el procedimiento que estas personas han seguido para regularizar su situación es muy concreto y sencillo. Basta con pedir permiso al Ayuntamiento a través de una instancia en la que "el solicitante indica el horario de intervención, si utiliza o no medios técnicos y las zonas en las que trabaja, de modo que es "el típico documento en el que el interesado expone y solicita".

El área de ocupación de la vía pública recibe las peticiones y la ordenanza marca que si el Ayuntamiento no contesta, se da por hecho que los solicitantes están autorizados. "No se marca plazo salvo negativa, de forma que no hay por qué contestar. Es más, este será el procedimiento que use el Ayuntamiento para poder contestar a todos", explica Moral.

Pero, ¿por qué es necesario pedir permiso para trabajar en la vía pública? El concejal explica que es útil para tener cierto control en cuanto a los horarios y a las zonas en las que estos artistas y vendedores actúan porque "hay empresarios de la zona centro que se han quejado al Ayuntamiento de que algunos de ellos actúan justo delante de sus comercios".

"El empresario de turno dice que paga 6.000 al mes por el escaparate de su joyería o zapatería y se queja de que se le planta una persona delante. Algo que se soluciona fácilmente indicándole al artista que se ponga un poquito más abajo. Por eso creemos que este registro será útil", valora.

Aunque el concejal reconoce que "a nadie le molesta un músico que toca su guitarra en la plaza de Bib Rambla, por ejemplo, esto se convierte en un problema "si es la una de la madrugada y continúa haciéndolo".

Más aún cuando el Ayuntamiento controla mucho el nivel de ruido en los locales y muchos de ellos han tenido que ser insonorizados, según advierte. En la misma línea, apunta que los empresarios de la calle Navas se han quejado de la molestia que supone la aglomeración de una docena de artistas que tocan sus instrumentos. "En estos casos protesta el empresariado porque los clientes se les van, así como los propios vecinos".

Ante situaciones de este tipo, Moral apuesta por distribuir a los artistas por las distintas zonas del centro, que "es muy amplio" y no hay un volumen de artistas tan elevado como en otras ciudades. "Hay sitio para todos, aquí no hay problema".

No hay ningún problema, según comenta, a las puertas de la Catedral, donde seis mujeres venden romero diariamente. "No tiene importancia que seis gitanas vendan romero en la puerta porque no generan molestia de ruido ni nada de aglomeración".

Los vecinos afectados por el ejercicio de la prostitución en la capital se manifestarán hoy para exigir la "erradicación" de este fenómeno y la aplicación de la ordenanza municipal que prohibe su práctica en la vía pública.

Uno de los portavoces de la Asociación Albayda, Enrique Pérez, explica que la protesta, que ha sido autorizada por la Subdelegación del Gobierno, partirá de los Jardines del Triunfo sobre las 20:00 horas bajo el lema 'No a la prostitución callejera'. Los manifestantes -se espera a unos 150 vecinos- discurrirán por la Gran Vía y Reyes Católicos para acabar en el Ayuntamiento de la capital, donde permanecerán unos minutos concentrados en protesta por la presencia de meretrices junto a sus hogares, especialmente en la carretera de Jaén y las calles adyacentes. "Será una manifestación pacífica", asegura Pérez, que si bien agradece que se hayan comenzado a imponer las primeras multas para disuadir a los clientes, opina que "hace falta más control" porque las meretrices continúan ejerciendo su labor sin que "apenas nadie las moleste".

Los vecinos tomaron la decisión de manifestarse hace una semana, después de "comprobar" que la ordenanza para la convivencia "no ha servido para nada" en el mes que lleva en vigor. Estos mismos vecinos se mostraban esperanzados hace ahora algo más de un mes con la inminente entrada en vigor de la ordenanza que prohíbe la prostitución en la calle y que prevé sanciones de hasta 3.000 euros.

Aunque en aquellos momentos percibían mayor presencia policial en la zona, sus expectativas se han "desinflado" y no descartan dirigirse a la Subdelegación del Gobierno para pedir que la Policía Nacional colabore con la local en esta tarea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios