Ciencias cambiará sus ventanas dentro del plan de eficiencia energética de la UGR

  • El último balance presupuestario permite plantear nuevas inversiones en infraestructuras

Ventanas de la Facultad de Ciencias. Ventanas de la Facultad de Ciencias.

Ventanas de la Facultad de Ciencias. / pedro hidalgo

El ajuste del déficit de la Universidad de Granada (UGR) a "márgenes dentro de la normalidad", como expuso recientemente la gerente de la institución, María del Mar Holgado, permitirán una mayor inversión en infaestructuras. El inmenso patrimonio de la Universidad granadina exige una continua inversión económica sólo en mantenimiento, por lo que el gasto en reformas se vio el pasado año y en este pospuesto hasta que las cuentas cuadrasen. Según lo explicado por la propia rectora, Pilar Aranda, y su gerente hace unos días en la presentación de las cuentas anuales del ejercicio 2016, ha llegado el momento de encarar algunas "prioridades" en el terreno de las infraestructuras. Una de ellas será la sustitución de las ventanas de la Facultad de Ciencias, el edificio de la UGR que más alumnos alberga, con 5.174 estudiantes en el curso 2014/2015. La sustitución de las ventanas se enmarca dentro del "plan de progresiva adecuación de los espacios y de mejora de la eficiencia energética", según explicaron fuentes del Rectorado. No es la única reforma que se acometerá en el centro de Fuentenueva. El pasado día 13 de julio, se publicó en el Boletín Oficial de Estado (BOE) la convocatoria de licitación pública para la instalación receptora de gas natural y el cambio de combustible y calderas en la sección de Químicas y Geología de la Facultad. Esta intervención tiene un valor estimado de 168.672 euros.

La adecuación de los centros para mejorar su eficiencia energética se hará de forma "progresiva" y siempre en función de la "disponibilidad presupuestaria", indicaron desde el Rectorado.

La de Ciencias no es la única reforma pendiente que previsiblemente se acometerá en los próximos meses. Aranda enumeró la necesidad de intervenir en el Campus de Melilla -para lo que ya se ha pedido la colaboración del Ministerio de Educación y de la Ciudad Autónoma-, el pabellón de Escultura de la Facultad de Bellas Artes y la Biblioteca de Filosofía y Letras. También reconoció que está sobre la mesa la necesidad de ampliación de la ETSI de Informática y Telecomunicaciones, la intervención en la antigua comisaría de la Calle Duquesa y la adecuación de los despachos en Traducción y Derecho. También se plantea la necesidad de actuar en las cubiertas del Colegio Máximo -sede de Odontología y Comunicación y Documentación- y en el Espacio V Centenario, que ocupa el edificio de la antigua Facultad de Medicina en la Avenida de Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios