Combate morado bajo la lluvia

  • Desde primera hora cientos de personas se sumaron a los paros parciales

  • En la provincia la jornada se vivió con intensidad en municipios como Motril, Almuñécar, Órgiva, Baza o Guadix

Un trabajador acudió ayer a su puesto de trabajo y se encontró con la puerta cerrada. Tuvo que abrirle la limpiadora, que se afanaba en limpiar el suelo sin tener ni idea de que era el Día de la Mujer y que se había convocado una huelga contra la discriminación. Es parte del trabajo que aún queda pendiente después de una jornada histórica en la provincia en la que 10.000 personas se concentraron en Motril para alzar la voz por la igualdad.

El día comenzó lluvioso y frío pero se fue calentando con los centenares de actos que se celebraron tanto en las instituciones como en las empresas. En la capital, un centenar de mujeres periodistas se concentraron para dar lectura a un manifiesto nacional suscrito por más de 7.000 profesionales del sector en el que denuncian situaciones como la precariedad, la inseguridad laboral o la brecha salarial. En el manifiesto, las profesionales de los medios de comunicación denunciaron los altos niveles de temporalidad en comparación con la de los hombres, la brecha salarial y la falta de mujeres en puestos directivos. También criticaron la "ausencia de conciliación real", que perjudica más a las mujeres, las situaciones de acoso sexual y laboral, así como "el ninguneo, la condescendencia y el paternalismo" del que en ocasiones son objeto y la visión a veces "parcial y sesgada" de los enfoques en los medios de comunicación.

Granada Abierta también apoyó la huelga feminista del 8 de marzo por entender que la discriminación que sufren "nuestras compañeras", en el ámbito laboral, estudiantil, social, sexual y doméstico, supone una violación del derecho a la igualdad, reconocido por la Constitución y el Estatuto de Autonomía.

"Esta situación es inadmisible en una sociedad plural como la nuestra, pues no podremos evolucionar democráticamente sin tener en cuenta al 52% de la población, que es discriminada y sigue viviendo bajo estereotipos impuestos por una sociedad injusta y machista", indicó la plataforma a través de un comunicado. Por otra parte, consideraron que esta jornada de huelga feminista forma parte de la histórica lucha de las mujeres por la igualdad, que en Granada tiene como referente a Mariana Pineda, a la que todos los años rinden homenaje. "Recordamos que nuestra heroína de la libertad fue brutalmente asesinada con garrote vil en 1831, por orden del monarca absolutista Fernando VII, siendo su único delito pensar y participar en política y en su vida cotidiana como una ciudadana libre", afirmaron.

Pese al tiempo que ha pasado, Granada Abierta denunció que actualmente las mujeres siguen pagando un alto precio por la igualdad. Y es que en los últimos años, 150.000 han sufrido algún tipo de maltrato y 927 han sido asesinadas por la violencia machista en el estado español. Por este motivo, desde la plataforma dicen a las compañeras "que no están solas y que el 8 de marzo nos unimos a su lucha, porque sin igualdad real no hay verdadera democracia ni libertad".

Numerosas administraciones y organismos públicos suspendieron la actividad a lo largo de la mañana para adherirse a la jornada reivindicativa. La Plaza del Carmen permaneció abarrotada durante horas. La Gran Vía fue cortada por la mañana ante la presencia masiva de mujeres que reivindicaron sus derechos.

El presidente del Consejo Consultivo, Juan Cano Bueso, junto a los consejeros y trabajadores de la institución, se concentró a las 12:00 a las puertas del palacio de Bibataubín para mostrar en este 8-M su apoyo a la plena igualdad de derechos y condiciones de vida de las mujeres. En otros rincones de la provincia las calles también se vistieron de morado. A mediodía, en Canal Sur, los televisores fundieron a negro. No había desconexiones territoriales.

En otros rincones de la provincia también se celebraron multitud de actos. Órgiva se convirtió ayer en sede de la reivindicación por la igualdad sumándose a la primera huelga feminista de la historia. Lo hizo dentro de las XXVI Jornadas de la Mujer organizadas por el Ayuntamiento que ayer celebró la jornada más reivindicativa donde durante toda la mañana se desarrollaron actos en la Plaza Alpujarra. En Almuñécar varios cientos de personas celebraron el 8 de marzo con una concentración frente al Ayuntamiento. A la misma se sumó la alcaldesa, Trinidad Herrera, quien antes había destacado la jornada reivindicativa "aunque poco a poco se va ganando la partida como vemos sin ir más lejos en nuestro Ayuntamiento que preside una mujer, junto a una secretaria e interventora municipal", dijo.

Centenares de mujeres de Guadix salieron también a la calle para participar en la manifestación que recorrió la Avenida Medina Olmos hasta llegar a la Plaza de las Palomas, donde se desarrolló una concentración con la lectura de varios textos e intervenciones de las asistentes. Todo con un carácter marcadamente reivindicativo y demostrando que en la lucha por la igualdad la unión hace la fuerza. Las redes sociales también se convirtieron en el espacio para hablar de feminismo, igualdad y lucha. Cientos de personas compartieron sus impresiones de una jornada histórica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios