Comer 'en verde' para salvar al planeta

  • Los expertos debaten los beneficios de la agricultura ecológica para la salud y el medio ambiente

"Pon el planeta en tu plato". Este lema, que ya lideró una de las campañas de la Administración pública para fomentar el consumo de productos ecológicos, fue el elegido por el director general de Agricultura Ecológica, Manuel González de Molina, para resumir el espíritu que preside el II Plan de Andaluz de Agricultura Ecológica elaborado por la Junta de Andalucía.

Y es que, como dejaron claro ayer los ponentes que participaron en la jornada técnica organizada por el Grupo Joly, las ventajas que la agricultura ecológica ofrece respecto a los cultivos químicos tradicionales son muchas, y se pueden medir tanto en beneficios para la salud como en beneficios para el medio ambiente.

El investigador de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica José Luis Porcuna explicó que los sistemas de producción alimentaria ecológicos son fundamentales en la mitigación de los efectos del cambio climático. Y no sólo por la capacidad de los cultivos ecológicos para actuar como sumideros y retener gran parte del dióxido de carbono que se encuentra en la atmósfera, sino porque, además, liberan muchas menos sustancias tóxicas y consumen la mitad de la energía que precisan los cultivos tradicionales desde el inicio de la producción hasta que llegan a los puntos de venta a los que acuden los consumidores.

"La agricultura ecológica es una de las vías más eficaces, baratas e interesantes para participar en la lucha contra el cambio climático y el calentamiento global del planeta", indicó Manuel González de Molina, que añadió que, probablemente, no hay ninguna otra medida preventiva que "sea tan placentera".

Y sana. El segundo de los participantes en la jornada de debate, el investigador del Centro de Investigación y Formación de Agricultura Ecológica y Desarrollo Rural de Granada (CIFAED) Roberto García Trujillo, destacó durante su intervención que la ingesta de alimentos producidos con sistemas sostenibles "es un elemento básico para promover la propia salud".

A lo largo de los últimos años, señaló García Trujillo, múltiples estudios han demostrado la relación entre los pesticidas y fertilizantes químicos utilizados en las prácticas agrícolas y la aparición de enfermedades crónicas en los seres humanos. La agricultura ecológica, que prescinde de todo elemento que no sea natural y reniega de cualquier producto tóxico, supone, por tanto, una gran ventaja. De hecho, el investigador cifró hasta en un 20 por ciento la reducción del riesgo de padecer cáncer entre los consumidores habituales de alimentos ecológicos.

Los dos ponentes explicaron que lo principal, si se quiere que realmente se materialicen los efectos beneficiosos de la agricultura ecológica, es potenciar las estrategias de información y de formación. "La única forma de poner remedio a algo -ya sea el cambio climático o el estado de salud- es fomentar el conocimiento", concluyó Trujillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios