Condenado a pagar 66.350 euros al amigo al que disparó sin querer

  • El incidente se zanja sin juicio gracias a un acuerdo entre la acusación y la defensa

La acusación y la defensa acordaron fijar una multa de 300 euros y una indemnización de 66.350 euros que deberá pagar Rubén F.P., quien el 23 de septiembre de 2006 disparó accidentalmente a un amigo con una carabina, lo que le causó la pérdida de un ojo.

A la conformidad, previa al juicio que iba a celebrarse ayer en la Sección Primera de la Audiencia de Granada, se llegó después de que la acusación optara por considerar los hechos como una falta por imprudencia leve y no como un delito de lesiones por imprudencia, como inicialmente.

Aunque en un principio la Fiscalía solicitaba un año y medio de cárcel para Rubén F.P., rebajó su petición a una multa de 300 euros, si bien mantuvo la cuantía de la indemnización que deberá pagar en 66.350 euros.

El fiscal relató que los hechos tuvieron lugar en la tarde del pasado 23 de septiembre de 2006, cuando el acusado estaba con unos amigos en un cortijo de su propiedad, en la Sierra de Dúrcal.

Sobre las seis de la tarde, Rubén, cogiendo una carabina de aire comprimido que momentos antes había dejado apoyada en una pared tras haber pasado la tarde disparando cerca de la casa, entró con el arma en una mano y apoyada en la cadera, con el cañón apuntando hacia adelante.

Durante una conversación con su amigo Pedro Manuel, Rubén, que tenía la mano en el gatillo, giraba el cuerpo y se movía constantemente hacia atrás y hacia los lados, lo que hizo que, inadvertidamente, disparara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios