Condenan a tres años al arrendatario de un pub por tráfico de drogas

  • El condenado también tendrá que pagar una multa de 636 euros por el mismo delito

La Audiencia de Granada ha condenado a una pena de tres años de cárcel y una multa 636 euros al arrendatario de un bar de copas de la capital acusado de un delito de tráfico de drogas, después de que se le interviniera en su establecimiento una caja con 9,85 gramos de cocaína, entre otras sustancias. Según consta en la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, fue en enero de 2007 cuando varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía efectuaron un registro en el bar de copas, en cuya cabina de música encontraron una cajita de madera que contenía un trozo de una sustancia blanca en roca, dos comprimidos de Tetrazepam y varias bolsitas de marihuana.

Los agentes también encontraron una balanza de precisión, tijeras y bolsitas de plásticos, así como un teléfono móvil y 175 euros en metálico que le fueron intervenidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios