Confederación ultima la apertura de otros cuatro pozos de agua potable

  • La obra, en la que el Ministerio de Medio Ambiente ha invertido cuatro millones, proporcionará 400 litros por segundo para Granada y pueblos del Cinturón, un alivio insuficiente si la sequía se prolonga

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir pondrá antes de finales de año a disposición de Emasagra cuatro nuevos pozos de abastecimiento de agua para Granada y el Área Metropolitana. Para entonces habrán terminado los trabajos de captación que han venido realizándose desde el pasado mes de marzo y que servirán para aumentar el caudal procedente de pozos en un 45 por ciento, según fuentes de la Confederación.

Las obras, ordenadas y financiadas por el Ministerio de Medio Ambiente y presupuestadas en más de cuatro millones de euros, se han desarrollado en la Ronda Sur de Granada, en la zona de la vega del Monachil. Allí se han podido ver durante las últimas semanas unas máquinas perforadoras de gran tamaño que literalmente se hundían en la tierra para intentar alcanzar el acuífero. La elección del lugar no ha sido casual. Era el más cercano al cauce de avenida del río.

En total son cuatro los pozos que se han abierto. Tres de ellos son de nueva creación y el otro ya existía, pero estaba en desuso. Es uno de los diez que se abrieron en la década de los noventa, en una anterior sequía, pero después quedó inutilizado y ahora se ha recuperado. El propósito inicial de la Confederación era reutilizar dos de esos antiguos pozos, pero, por problemas técnicos, sólo se ha podido trabajar en uno.

Fuentes de la Confederación aseguraron que en cuanto terminen las obras, para lo que ya sólo quedan algunos detalles, los cuatro pozos serán puestos a disposición de la empresa que gestiona el abastecimiento de agua en la capital y en ciudades colindantes. Según las previsiones, eso sucederá antes de que finalice el presente ejercicio.

Respecto a si la incorporación de esos cuatro nuevos pozos significará una mejora significativa, la misma fuente dijo que no se podía asegurar si eso garantizará el suministro de agua por mucho tiempo. "No sólo es que no se están produciendo las precipitaciones que hacen falta, sino que además esa agua cada vez se tiene que repartir entre más gente, porque ya no sólo abastece a la capital, sino también a zonas del Cinturón", recalcó.

La obra de los nuevos pozos fue declarada en su día de emergencia por el director general del Agua del Ministerio de Medio Ambiente, Jaime Palop, quien el 28 de febrero firmó la resolución que las autorizaba.

De cada uno de esos cuatro pozos se podrán extraer cien litros por segundo, un caudal que permite, por decirlo de alguna manera, ganar tiempo a la espera de que el año pluviométrico no sea deficitario.

Los cuatro millones de euros empleados en la vega del Monachil no han constituido la única actuación del Ministerio de Medio Ambiente para captar más agua en la provincia de Granada. También se han invertido otros tres millones y medio para hacer otros seis pozos, tres de ellos en la zona oeste de la capital y los otros tres, en Santa Fe. Se van a utilizar, fundamentalmente, para el riego de los campos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios