El Consistorio pide medidas contra la caída de árboles por el Metro

  • La Junta responde que los ejemplares perdidos tenían problemas de raíces

El Ayuntamiento de Granada ha reclamado a la Delegación de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio de la Junta que "adopte medidas" para preservar la seguridad en el tramo Villarejo-Méndez Núñez de las obras del Metro ante la caída de árboles debido a la demolición del pavimento que había sobre las raíces y que ha afectado a su estabilidad.

En la carta, el concejal de Medio Ambiente, Salud y Mantenimiento, Juan Antonio Mérida, explica que ha sido informado de que en la noche del jueves se descalzó y precipitó al suelo un olmo de la Avenida Andaluces.

"En el día de hoy han observado que a otros siete ejemplares podría sucederle lo mismo, habiéndose procedido a su apuntalamiento. La causa de estos hechos ha sido motivada por la demolición del pavimento existente sobre las raíces de estos árboles afectando de forma fundamental a su estabilidad", añade el texto.

El edil concluye solicitando al delegado provincial de Fomento, Manuel Morales, que adopte todas las medidas necesarias tendentes a preservar la seguridad de personas y bienes.

La Junta de Andalucía ha salido al paso de esta acusaciones afirmando que la caída de un olmo en el entorno de las obras del Metro, en el tramo Villarejo-Méndez Núñez, al que ha aludido este viernes el Ayuntamiento de Granada, "no ha ocasionado daños materiales ni personales" y "obedece a un mal enraizamiento" del árbol, el cual "presentaba ya un mal estado previo a las obras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios