Consumo detecta un crecimiento en las quejas a clínicas dentales

  • Ya se han registrado 81 reclamaciones, frente a las 35 de todo 2016

  • El principal motivo: irregularidades en la calidad

Los centros tienen que cumplir con todos los requisitos de un establecimiento sanitario. Los centros tienen que cumplir con todos los requisitos de un establecimiento sanitario.

Los centros tienen que cumplir con todos los requisitos de un establecimiento sanitario. / g. h.

El Servicio Provincial de Consumo de Granada, integrado en la Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud, ha detectado en los últimos meses un crecimiento importante en el número de quejas, reclamaciones y denuncias presentadas por la ciudadanía en relación con consultas y clínicas dentales. En concreto, en lo que llevamos de año se han registrado en la provincia un total de 81 reclamaciones, frente a las 35 registradas durante todo el año pasado, y a las 14 del año 2015.

Los datos a nivel andaluz confirman esta tendencia de crecimiento, así si durante el presente año se han dado ya 638 reclamaciones, en 2016 se registraron 335 y 243 en el año 2015.

Entre las principales causas que han generado reclamaciones, quejas y denuncias durante este año se encuentran la irregularidad en la calidad de los servicios, la desatención a las personas consumidoras y usuarias o distintas cuestiones relacionadas con los contratos, como el desistimiento, el incumplimiento de plazos o el incumplimiento de las condiciones pactadas. Otras de las causas de reclamación están relacionadas con el cierre del centro donde se había contratado el servicio, el uso de prácticas comerciales desleales, la no devolución de cantidades cobradas en exceso, la generación de daños o lesiones en la salud y la negativa injustificada a satisfacer la demanda de servicios.

Desde Consumo se recomienda a la ciudadanía elegir siempre clínicas dentales que generen confianza y que estén legalmente constituidas. En este sentido, se recuerda que las consultas y clínicas dentales son establecimientos sanitarios y como tal deben cumplir una serie de requisitos establecidos por la normativa en cuanto a instalaciones, personal y equipamiento, con el objetivo de garantizar una correcta atención a los pacientes. Además, deberán contar para prestar su actividad con la correspondiente autorización sanitaria y el seguro de responsabilidad civil.

En un lugar destacado del área de recepción deberá figurar la relación completa del personal sanitario del centro, con la indicación de su cualificación o titulación profesional. Además, al igual que en cualquier otro centro o establecimiento sanitario, deberán tener en lugar visible un distintivo que permita a las personas usuarias conocer que tienen autorización, la clasificación, que en el caso de las clínicas dentales es C.2.5.1, así como su oferta asistencial.

Antes de contratar un servicio o tratamiento se debe solicitar la elaboración de un presupuesto estimativo por escrito, detallando el tipo de tratamiento y los servicios a realizar, así como el coste de los mismos. Es recomendable comparar precios y solicitar información en varias clínicas dentales respecto al tratamiento que se va a contratar, para escoger la oferta más adecuada a las necesidades de cada persona. Antes de firmar algún documento, conviene leerlo con tranquilidad y consultar cualquier aspecto del mismo que genere dudas. Tampoco es recomendable pagar el tratamiento por adelantado, sino hacerlo al finalizar el servicio. Si se opta por fraccionar el pago, se debe exigir factura o justificante por cada pago efectuado. Además, se recuerda que a petición de la persona usuaria o una vez finalizado el tratamiento, se le deberá facilitar la factura y el informe de alta.

Se debe conservar adecuadamente toda información precontractual, publicidad, folletos, presupuestos,... que puede ser necesaria en caso de reclamación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios