Contradicciones en el Gobierno por la pista islamista

  • Cazeneuve no vincula aún a ningún grupo yihadista y sí lo hacen tanto Valls como el fiscal antiterrorista

Las contradicciones sobrevuelan respecto a quién está detrás del atentado terrorista de Niza, más allá del autor material de la matanza, el tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel, ya que el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, dijo ayer que de momento no existe ningún elemento que permita vincular con el yihadismo al atacante, una relación que sí dio por establecida el primer ministro, Manuel Valls.

"Tenemos un individuo que en absoluto era conocido por los servicios de información por actividades ligadas al yihadismo radical, que no era objeto de una ficha S (de seguimiento por radicalización), y al que no se le conocían actos vinculados con el islam radical", afirmó el titular de Interior en la cadena TF1.

Cazeneuve indicó en el telediario de máxima audiencia de esa cadena que la investigación judicial abierta determinará si Boulhel, abatido tras la masacre, actuó a petición de otros individuos, impulsado "por los continuos mensajes del Estado Islámico" o por tener algún tipo de desequilibrio.

Por otro lado, el modus operandi del atentado responde al que preconizan los grupos yihadistas, por lo que las autoridades galas los consideran inspiradores del crimen, a falta de reivindicación y de que se hallen vínculos con su autor. "Aunque el atentado todavía no se ha reivindicado, este tipo de acciones se corresponden muy exactamente a las permanentes llamadas a matar" de los grupos yihadistas, indicó el fiscal antiterrorista, François Molins, en una comparecencia ante los medios en Niza.

Molins indicó que ahora se trata de determinar si el autor de la masacre contaba con cómplices o si tenía vínculos con los grupos terroristas que, al parecer, inspiraron su atentado. El fiscal antiterrorista aseguró que las cámaras de vigilancia de la ciudad, una de las que más tiene del país, permitieron trazar el recorrido que llevó a Boulhel a cometer el atentado.

Los investigadores poseen información procedente del móvil encontrado en el camión, además de documentación y material informático que requisaron en su domicilio. Pero carecen de ninguna prueba que demuestre su vínculo con el yihadismo, al tiempo que tampoco se sabe cómo se procuró el arma.

Pese a ello y a que, según confirmó Molins, todavía no hay reivindicación, las autoridades francesas apuntaron desde el principio al islamismo radical. El presidente, François Hollande, lo reiteró ayer tras visitar un hospital en Niza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios