Covirán refuerza su posición con un aumento de ventas y más personal

  • La cadena inicia en La Chana su campaña para modernizar la imagen y los servicios

60

Mientras la mayoría de las empresas se resiente económicamente, la cadena de supermercados granadina Covirán ha encontrado el antídoto para no sólo mantener su situación, sino "aumentar el número de empleos y de ventas", según asegura el presidente de la empresa, Antonio Robles.

Ahora bien, el empresario no duda en hacer pública su fórmula 'anticrisis': la fuerte unión de los más de 2.350 socios y el trabajo de los 700 empleados internos de Covirán. Es más, la cooperativa tiene prevista una serie de nuevas aperturas a lo largo del territorio nacional que consolidarán a Covirán como la segunda empresa en número de superficie, aunque Robles no quiso detallar, por el momento, los proyectos.

Pero además de seguir creciendo en nuevos mercados y aumentar los miembros de la cooperativa, la cadena alimenticia apuesta por implantar un 'nuevo concepto Covirán': "Se trata de un nuevo modelo de gestión del punto de venta y una nueva imagen de la cooperativa, basados en herramientas tecnológicas y de innovación", que será exportado en los próximos cuatro años a más de 60 proyectos pilotos en todo el país a través de las 21 plataformas de la empresa, según explicó su director general, Luis Osuna.

"Esto no es una inauguración más, sino la primera piedra de ese edificio del futuro para todos los socios, para que crezcan, sean más rentables y generen riqueza y empleo", argumentó Osuna.

Y ha sido el supermercado Granuda, en el barrio granadino de La Chana, el primer local piloto de la empresa, que fue ayer inaugurado por los responsable de Covirán, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, y el delegado de Innovación y Ciencia, Francisco Cuenca.

Este establecimiento, que cuenta con 1.000 metros cuadrados, cuenta con sistemas pioneros, como pantallas de plasma para difundir publicidad de Covirán, etiquetas inteligentes en la sección de perfumería y droguería, recarga de móviles, pistola de captura de datos, balanzas conectadas, ADSL o barras de seguridad, entre otras tecnologías. Con ellos, la cadena granadina pretende mejorar el servicio al cliente y facilitar el trabajo a los socios.

Asimismo, Robles comentó que la empresa está trabajando en abaratar la cesta de la compra "ofertando, sobre todo, productos de marca Covirán, en la que se prima la calidad y los precios muy competitivos".

Con ello, la cooperativa espera incrementar aún más su crecimiento, pues según los estudios, en tiempos de crisis se produce un desvío hacia los productos de marca propia y una reducción del gasto medio de compra, al mismo tiempo que se decanta por los comercios de cercanía, en detrimento de las grandes superficies.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios