Críticos de IU movilizan a las bases para impulsar un partido renovado

  • Consideran necesaria una reflexión interna sobre la situación de la agrupación y poner en marcha un proceso de cambio que retorne su espíritu de lucha originario

En la rueda de prensa estaban trece pero, en realidad, representan el sentir de un gran número de militantes de IULV-CA. Encabezados por la concejal del grupo en el Ayuntamiento de Granada, Lola Ruiz, miembros del partido en la capital y la provincia alzaron su voz para mostrar su crítica ante la delicada situación que vive la agrupación de izquierdas y que se ha visto agravada por los resultados en las últimas elecciones del 9 de marzo.

Los representantes del grupo consideran necesario comprometerse con las bases del partido, "con los simpatizantes, afiliados o aquellas personas que nos dan el voto", para construir una Izquierda Unida más plural, radicalmente democrática. Para ello emplazan a la dirección provincial a que promueva la apertura de un amplio debate realizado de abajo hacia arriba, desde las asambleas locales o de distrito, a la asamblea provincial de Granada, a la asamblea andaluza y a la federal, que recobre los valores de la izquierda transformadora que estuvieron en la base fundacional de Izquierda Unida impulsada por el Julio Anguita.

"Creemos en este cambio, por nosotros mismos y porque nuestros simpatizantes lo han demandado", comentaron los portavoces. En su comparecencia leyeron un comunicado en el que agradecieron a los granadinos el que mantuvieran su confianza en IU, razón por la que desean mantener una lucha constante de evolución y de trabajo para que se consiga un cambio, por ejemplo, en el sistema electoral actual que consideran injusto.

Lola Ruiz manifestó que desde hace tiempo en el partido existe un continuo deterioro organizativo que se refleja en ejemplos como la pérdida de la pluralidad dentro del grupo, la del consenso como instrumento para llegar a acuerdos o la confrontación continua entre los dirigentes que dan la cara ante los ciudadanos. "Estas son algunas de las causas que explican el descenso electoral que se mantiene en los últimos años y que ha propiciado la pérdida de grupo parlamentario propio en el Congreso así como seguir sin representación andaluza en el mismo", apuntaron. Ruiz y sus compañeros también hicieron alusión al estancamiento en la mínima representación del Parlamento de Andalucía, lo que podría suponer la antesala de una pérdida total de representación.

Los portavoces no se mordieron la lengua al criticar la postura que mantiene la dirección andaluza de IU, ya que a su juicio es una visión complaciente de la dirección andaluza al presentar como satisfactorio el resultado electoral en Andalucía, cuando consideran que lo que realmente se ha dado es un retroceso electoral en términos porcentuales, tanto en las autonómicas -0,42 por ciento, como en las generales -1,26 por ciento, y que reflejan el estancamiento y regresión en que se encuentra sumida la actual propuesta política.

Desde la autocrítica, los comparecientes instan a los representantes andaluces y nacionales a que escuchen a los bases del partido y se replanteen si actualmente se trabaja en defensa de las clases más desfavorecidas, en la construcción de una sociedad más justa, solidaria y sostenible. Son conscientes de que la crisis que viven no es nueva, pero consideran que la pluralidad ideológica del proyecto debe ser la base para que la organización a la apertura de este debate en todas las asambleas de base, de carácter abierto a la ciudadanía y que sobrepase la mera elección de representantes ante las próximas asambleas federal, andaluza y provincial. Porque, afirman, "muchas gentes en el Estado Español, en Andalucía y en Granada confían y necesitan la organización de izquierdas que siempre han concebido y por la que llevan luchando toda su vida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios