C's pide al PP que "limpie su casa" antes de plantear una moción de censura al alcalde

  • El portavoz municipal de la formación señala que habría más condiciones además de la salida de los 6 concejales imputados

Manuel Olivares, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento. Manuel Olivares, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento.

Manuel Olivares, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento. / g. h.

Ciudadanos no ha saltado a los brazos del PP después de que los seis concejales imputados en el marco del caso Serrallo hayan mostrado su intención de dejar su acta de concejal para allanar el camino a una moción de censura al alcalde socialista de Granada, Paco Cuenca. Manuel Olivares, portavoz de la formación naranja en el Ayuntamiento, señala que "la casa siempre hay que tenerla limpia, no sólo cuando vienen visitas". Por eso insiste en que el horizonte inmediato de C's se centra en la petición de dimisión del alcalde y que entregue su acta de concejal para dar paso a otro candidato socialista, pero no está en su agenda firmar la moción de censura en la que los once concejales populares ya han estampado su rúbrica y a la que falta que se sumen tres concejales de C's para que pueda hacerse efectiva y se abran las puertas de la zona noble de la Plaza del Carmen a Rocío Díaz, la candidata del PP para reemplazar a Cuenca en la Alcaldía.

Uno de los matices de los concejales consultados por este periódico es que entregarán su acta después de la moción de censura para que no haya sorpresas de última hora, un extremo que hace que C's rebaje las expectativas para que el acuerdo pueda concretarse próximamente. "¿Si no se firma la moción de censura o ponemos otras condiciones ya no se limpia la casa? Para hablar con C's se tiene que llegar sin mochilas y lo que se plantea es un futurible cuando estamos de lleno en la reprobación de Paco Cuenca esperando que sea coherente y abandone el sillón", continúa Olivares, que dice estar "sorprendido" por este último capítulo de la moción de censura que esbozaron por primera vez el pasado mes de abril Sebastián Pérez, presidente del PP, y Luis Salvador, coordinador provincial de C's. Por entonces estaba en el horizonte la posible imputación de seis concejales del PP por el caso Serrallo, lo que finalmente se confirmó y que parecía que aseguraba el resto de la legislatura a Paco Cuenca.

La semana pasada Luis Salvador anunció que iba a auspiciar la reprobación al alcalde, a los que el PP respondió planteando una moción de censura para que Granada tuviera a su tercer alcalde en el espacio de dos años, la popular Rocío Díaz. En todo caso, el PP está a la espera de que se conozcan los resultados de la encuesta demoscópica que encargó Génova para determinar al próximo candidato al Ayuntamiento de Granada, para lo que Sebastián Pérez figura en primer lugar en todas las quinielas. Sin embargo, si Rocío Díaz se convirtiera en la primera alcaldesa de la ciudad, el rostro de la próxima campaña electoral podría ser el de la actual portavoz popular en el Consistorio.

Sin embargo, Manuel Olivares marca el territorio de C's y asegura que su partido trata de la misma manera al PP y al PSOE porque no tienen "ningún interés en que gobierne ninguno de los dos". "Este es nuestro escenario, pero si ahora sale el PP diciendo que se van a ir los seis concejales imputados sólo podemos decir que este partido es de hechos consumados, no de futuribles", remarca el portavoz de la formación naranja.

Además, Olivares muestra su desconfianza después de que el anterior equipo de Gobierno mantuviera a la concejal Isabel Nieto después de ser imputada y de que el exalcalde José Torres Hurtado dejara pasar 15 días desde que fue detenido en el marco del caso Nazarí hasta que planteó su dimisión, apenas unas horas más tarde de que C's y PSOE llegaran a un acuerdo para plantear una moción de censura que no tuvo necesidad de hacerse efectiva. "Para estar en el Ayuntamiento de Granada la casa tiene que estar limpia, es un compromiso con todos los granadinos que queremos que se cumpla", afirma el concejal, que subraya a continuación que el único horizonte de C's es la reprobación de Paco Cuenca. "Si el alcalde desoye esa moción tendrá que explicar a la ciudadanía que es un alcalde imputado y reprobado, que se aferra al sillón", concluye Olivares.

En todo caso, C's deja entrever que no bastará con la dimisión de los seis concejales imputados y que habría más puntos a negociar con el PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios