Cuarenta y cinco madres donan su leche para alimentar a bebés ingresados

  • El banco de leche humana del Materno, único en Andalucía, cumple un año

El Hospital Materno-Infantil de Granada dispone desde hace un año del primer banco de leche humana de Andalucía. Una iniciativa que busca conseguir leche de madres lactantes para alimentar de manera natural y sin recurrir a fórmulas artificiales a recién nacidos ingresados en el hospital bien por ser prematuros o por tener una enfermedad intestinal que requiera intervención quirúrgica los primeros días de la vida.

Y está funcionando bien. En este año han conseguido 180 litros de leche donados por 45 mujeres. De esta cantidad, más de cien litros se han dispensado y han beneficiado a 66 bebés, según los datos facilitados ayer por la Delegada de Salud, Elvira Ramón, durante la inauguración de las primeras jornadas de Lactancia Materna y Donación de Leche organizadas por el aniversario del banco.

El banco lo coordinan las unidades de Neonatología y el servicio de Farmacia, que se encarga del procesamiento y almacenamiento de la leche una vez ha sido entregada por la madre. A la hora de donar, hay principalmente dos formas. Por un lado están las madres de bebés prematuros, "que necesitan poca leche por su peso y por tanto la madre produce más que la que necesita el bebé. En ese caso es fácil que esa leche que le sobra la done porque suelen estar mucho tiempo por el hospital", matiza el responsable de la unidad de Neonatología, José Antonio Hurtado. Con todo, "la mayoría de las donaciones llegan de mamás que en casa se extraen la leche y que periódicamente nos la acercan al hospital".

En el caso de los prematuros, el problema de la alimentación es que por ese anticipo en el nacimiento las madres tardan unos días en tener leche, "días en los que utilizamos la leche donada para la prevención de infecciones ocasionadas por las técnicas que utilizamos para mantenerlos vivos", puntualizó el experto, quien incidió en la conciencia del hospital en promocionar la lactancia materna y sus beneficios tanto para la madre como para el bebé.

De hecho, el 82% de las mujeres optan por la lactancia tras dar a luz, una cifra similar a la de hace 20 años. Lo que cambia es que tras los seis primeros meses sólo el 6,4% la mantienen. El principal abandono se produce a los dos meses y el resto a los cuatro, con la incorporación al trabajo tras la baja maternal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios