Cuenca ganaría hoy las elecciones municipales, pero no podría gobernar

  • Una encuesta de Onda Luz refuerza a Cs como la llave y el PP pasaría de 11 a 7 concejales

Francisco Cuenca ganaría hoy las elecciones en Granada. Es el titular de la encuesta realizada por la empresa SW Demoscopia para el Grupo Viva, que otorga 9 concejales al PSOE, uno más que en los comicios de 2015. Después de un año y medio como alcalde consolida el voto socialista mientras se desploma el PP, que pasaría a tener 7 concejales según el sondeo que refleja también la amplia mordida de Ciudadanos al electorado de los populares, ya que la formación naranja mantendría su estatus de 'bisagra' para cualquiera que quiera coger el bastón de mando al subir de cuatro a siete concejales. Y, aunque con una notoria bajada de votos, Vamos Granada mantendría sus tres representantes y el trabajo de Francisco Puentedura en IU le valdría para mantener el acta de concejal. Estos son los resultados a mediados de enero de 2018 con la resaca de la crisis catalana, pero cuando lleguen las elecciones previstas para la primavera de 2019 estarán en juego muchos elementos que, de momento, sólo se vislumbran.

El PSOE ganaría las elecciones con el 28,7% de los votos, mientras que el PP, casi dos años después del caso Nazarí, pasaría del 35,37% que consiguió José Torres Hurtado al 25,4%. Ciudadanos pasaría de tener un apoyo del 14% a un respaldo del 22,3% y Vamos Granada bajaría casi un punto con respecto al apoyo ciudadano quedándose en el 11,6% por el 6% de los votantes que respaldarían a IU.

El PP obtendría su peor resultado electoral en 27 años y pasaría al 25,4% de los votos

Si las encuestas internas del PP acaban confirmando este descenso de votos, estaría por ver si Sebastián Pérez asumiría la notoria posibilidad de ser el candidato a la Alcaldía de Granada menos votado de la historia y el primero en no ganar las elecciones en 27 años. Por otro lado está la interrogante de si Vamos Granada concurre al margen de Podemos o si la formación morada concurre en confluencia con IU, además del efecto que podría tener la puesta en escena de la plataforma Juntos por Granada que podría liderar César Girón. En este escenario tan ajustado, un concejal de esta plataforma podría dar al traste con las alianzas que ahora se vislumbran y, en caso de conseguir representación, habría que dilucidar a quién de los partidos actuales le podría suponer un concejal menos.

En todo caso, Ciudadanos vuelve a tener la llave y, aunque la primera opción para formar Gobierno la tendría el candidato más votado, desde Cs se ha venido en los últimos tiempos pidiendo insistentemente la dimisión de Cuenca, tanto por su gestión como por estar imputado en un caso de etapa como delegado de la Junta que, para cuando lleguen los comicios, debería estar ya finiquitado en un sentido o en otro. La mayoría absoluta la otorgan 14 concejales y la suma de PSOE y Cs daría de sobra para formar un equipo de Gobierno. Sería la única opción para Francisco Cuenca -que aún debe ser elegido candidato por su partido- ya que la alianza de la izquierda queda lejos en la medida en que, con Vamos e IU, suman 13 concejales y se quedarían sin margen para una alianza en la plaza del Carmen.

Pero la suma de Ciudadanos y PP también alcanza los 14 concejales. Manuel Olivares, el actual portavoz del grupo en el Ayuntamiento, podría ser el cabeza de cartel en las elecciones y, de momento, Sebastián Pérez parece el candidato con más posibilidades de los populares a expensas de la cacareada encuesta demoscópica que debe determinar el cabeza de lista. La entente entre el presidente provincial del PP y Luis Salvador, portavoz provincial de Cs, podría volver a escena ya que Olivares pasa por ser un hombre de confianza de Salvador y, para entonces, el PP ya habrá soltado la mochila de los seis concejales imputados que tiene en la actualidad y que han impedido plantear una moción de censura contra Francisco Cuenca para convertir a la popular Rocío Díaz en la primera alcaldesa de Granada.

Según el estudio difundido por Onda Luz, Ciudadanos aglutinaría el descontento de muchos votantes que lo fueron de otras formaciones en 2015. El 16,3% de sus votantes en estos momentos habría votado en los últimos comicios al PP y el 18,6% al PSOE. Y Vamos Granada, enfrascado en sus luchas intestinas, pagaría su crisis interna cediendo votos a IU, que ha mantenido una oposición sólida y reconocible con Francisco Puentedura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios