'Cuisine Traditionnelle' granadina

  • La Fundación Caja Rural ha editado un libro con las recetas recibidas a concurso desde municipios de Granada y Málaga

Comer es un placer. Pero ante el boom de la nueva restauración, de las delicatessen, de los restauradores que hasta cocinan con nitrógeno líquido, del universo de las texturas, en definitiva, de la Nouvelle Cuisine (término acuñado en los años 70 por los críticos culinarios franceses Henri Gault y Christian Millan), los hogares optan por la recuperación de las recetas tradicionales, de los guisos de toda la vida, más accesibles a las cocinas y bolsillos de los ciudadanos de a pie. Es su Cuisine Traditionnelle.

Para los amantes de la cocina autóctona, tradicional e histórica, Caja Rural ha editado el libro Nuestra Cocina, en el que recopila 307 recetas de los pueblos de las provincias de Málaga y Granada. Recetas que se remontan, en algunos casos, hasta los años 30.

En ellas, frente al minimalismo, la originalidad, la transformación de productos y la máxima de que menos es más, las recetas se caracterizan por utilizar productos básicos y crear platos contundentes.

Los platos son, generalmente, recetas heredadas de las abuelas, los que se elaboraban para ir al trabajo, los que se hacían en días de fiesta o los típicos de cada familia.

El interés por el proyecto fue tal que se presentaron más de 500 recetas al concurso, que se fueron depurando hasta las 307 que componen finalmente el libro de la Fundación Caja Rural.

Cacín, El Turro, Zagra, Dehesas Viejas, Ogíjares, Castilléjar o Vélez de Benaudalla de Granada y la Cala de Mijas y Fuengirola, de Málaga, son algunos de los lugares de origen de las recetas.

Algunos de los remitentes mandaron recetas para hacer un libro propio. El más colaborador ha sido José Félix Pérez Pérez, de Granada, con once recetas publicadas, seguido de Pilar Pino Gallardo, de Motril, con ocho; y Ana Pacheco Sánchez, de Ventorros de San José, y Elia Moreno Santiago, del restaurante Alquería de Morayma de Cádiar, con siete recetas.

De Félix Pérez destacan los sesos con bechamel y verduras y las croquetas de roquefort y espinacas, de Pilar Pino el potaje de castañas, de Ana Pacheco la tarta de yogur y de Elia Moreno, el arroz cortijero.

El plato ganador del concurso fue el presentado por Encarnación Marín Hita, de Huétor Santillán, que encandiló al jurado con un plato de berenjenas con ternera.

Para conseguir el libro de recetas hay que solicitarlo en Caja Rural y realizar un ingreso benéfico para una ONG de un mínimo de diez euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios