Dar bacterias probióticas en la leche a los bebés previene los eccemas

  • Más de 300 expertos en nutrición asisten en la UGR a un simposio internacional

El suministro de bacterias probióticas a través de la leche puede ayudar a prevenir la aparición de eccemas en los bebés, en quienes salen en el primer año de vida y en uno de cada diez, y que después desarrollan otras afecciones alérgicas como asma o alergia al polen. Así se desprende de un estudio que se presentará hoy en la Universidad de Granada en el Simposio Internacional EARNEST (The Early Nutrition Programming Project), al que asisten cerca de 300 expertos en nutrición de todo el mundo.

La investigación sobre los eccemas infantiles ha sido coordinada por la investigadora del Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos (CSIC) de Valencia Yolanda Sanz, y de ella se desprende que dar bacterias probióticas a bebés y a sus madres con un historial familiar de afecciones alérgicas reduce la aparición de eccemas o dermatitis atópica.

También se ha concluido que la leche materna contiene anticuerpos y prebióticos naturales que promueven un equilibrio saludable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios