Delincuencia juvenil y tráfico, un binomio muy preocupante

  • La Fiscalía aboga por intensificar la educación vial en colegios e institutos y extenderla a los padres

La juventud y sus problemas siempre han preocupado especialmente a los fiscales andaluces, que año tras año, al hacer balance de su actividad, fijan su mirada en algún aspecto de este sector de la población para tratar de abrir los ojos un poco más a la sociedad en la necesidad de buscar soluciones que, sin ninguna duda, pasan por la educación. En esta ocasión, la Fiscalía especializada en materia de Seguridad Vial ha dedicado parte de su informe a una realidad preocupante, como es que un 30% de los delitos que cometen los menores sean de tráfico.

La mayor parte de esas infracciones penales de tráfico cometidas por los menores fue conducir sin carné (un 92% de los casos), lo que revela la necesidad de concienciar sobre "la importancia de contar con las autorizaciones reglamentarias que habilitan para la conducción". Es por ello, que la Fiscalía apuesta por una "mayor actuación en el ámbito formativo de los centros educativos en todos sus niveles".

También cree necesario el Ministerio Público que esa educación vial "se extienda a los padres o a las personas a cuyo cargo se encuentren los menores, que en muchos casos son los responsables por acción u omisión de que el menor tenga a su disposición vehículos de motor sin contar previamente con la correspondiente licencia o permiso".

En total, en Andalucía, se registraron 1.138 asuntos de menores implicados en delitos contra la seguridad vial, que en su mayoría (1.047) fueron conducciones sin licencia o permiso. Ése es el delito de tráfico más cometido por los chavales: coger un coche o una moto sin haber obtenido el carné o tras su retirada, con el consiguiente riesgo que se crea para el resto de conductores. En el total de asuntos registrados en las fiscalías de Menores andaluzas, hubo además 65 expedientes por conducción temeraria y 25 casos por conducción bajo el efecto de bebidas alcohólicas o drogas.

Pero, ¿y en Granada? ¿Cómo se porta nuestra juventud en materia de seguridad vial? Según las estadísticas, sólo 89 chavales granadinos fueron pillados y llevados ante el fiscal de Menores por conducir sin licencia o permiso, una cifra relativamente baja si se compara con las registradas en provincias como Málaga o Sevilla, donde se superan los 200 casos. De esos casi 90 casos, 27 se encontraban en trámite cuando acabó 2010, 42 habían acabado siendo archivados y sólo una veintena había sido remitida a los juzgados de Menores.

Los expedientes por conducciones temerarias en Granada fueron 4, y ningún caso se registró de conducción bajo los efectos del alcohol o drogas. En cuanto al resto de provincias, las conducciones sin carné dieron lugar a 67 expedientes en Almería, 232 en Cádiz, 79 en Córdoba, 68 en Huelva y 52 en Jaén.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios